24 / septiembre / 2021 | 17:04 hrs.

Travesura de La Máquina

Deportes 22/11/2015 02:03 Actualizada 03:39

Monterrey.— Cruz Azul fue a hacerle la travesura a Tigres.

La Máquina, sin jugarse nada en el torneo, aguantó el empate a cero, lo que mandó a los felinos hasta el quinto lugar de la general, perdiendo la oportunidad de superar al sublíder Toluca que juega hoy ante el Monterrey.

Tigres sumó 28 puntos, y tendrá que esperar para saber cuál será su rival en cuartos.

Cruz Azul llegó a 20 unidades, firmando su peor torneo corto en los últimos seis años y no calificando por tercer torneo consecutivo a las finales.

Ahora en La Máquina iniciará la etapa de reconstrucción. Después del fracaso que fue llevar a Sergio Bueno, a Tomás Boy no le alcanzó el tiempo para que su relevo diera resultados. El ‘Jefe’ deberá de pensar qué es lo mejor para La Máquina: renovar al equipo, despachar a los veteranos o mantener la base. Lo cierto es que deberá de hacer esto solo, ya que las decisiones del director deportivo cementero, Agustín Manzo, más que ayudar han perjudicado a la institución.

Se vislumbra una nueva oportunidad en el horizonte cementero, lo lamentable es que ya, con 18 años sin título en Liga, el tiempo se hace corto y nulo en cuestión de paciencia por parte de la afición.

Tigres por su parte se convierte en candidato firme al título. A Ricardo Ferretti le costó trabajo echar a andar su maquinaria, pero sólo fue cuestión que los refuerzos: Javier Aquino, Jürgen Damm y sobre todo André Pierre Gignac se conectaran, para que fueran una máquina de hacer goles y sumar puntos. A pesar de que el ‘Tuca’ se fue a hacer “labor social” a la Selección, el nivel no decayó y son favoritos indudables al campeonato tanto por la inversión que se hizo como por el nivel de juego que han ganado en la segunda parte del campeonato liguero.

El primer tiempo fue de Tigres que arrasó a Cruz Azul en todo momento, pero no concretó las opciones que generó. En la segunda parte los cementeros despertaron y estuvieron cerca de ganar.

Al final el cero a cero dejó a los Tigres con un sabor amargo. Lo ideal era quedar lo más alto posible en la tabla, pero nadie les niega que son serios aspirantes.