24 / septiembre / 2021 | 15:45 hrs.

Barça pone una zurra al Madrid

Deportes 22/11/2015 02:03 Actualizada 03:30

Madrid..— Barcelona se dio un festín al golear 0-4 al Real Madrid, que queda muy tocado no sólo por la diferencia, sino por la deficiente impresión causada y las malas sensaciones.

Fue el triunfo del deporte, del futbol, sobre el miedo, tras un emotivo y respetuoso homenaje a las víctimas de París, también lo fue, y contundente, del conjunto azulgrana, que abre una brecha más que notable al frente de la tabla.

Luis Enrique además aprovechó para hacer reaparecer a Leo Messi. Lo hizo cuando el choque estaba sentenciado, porque quedó finiquitado con el 0-3.

En el tablero verde salió mucho mejor parado el conjunto azulgrana porque fue muy superior en la medular, donde el cuadro blanco tan sólo tenía dos hombres y medio, y poco podían hacer ante Busquets, Iniesta, Rakitic y Sergi Roberto.

El juego parsimonioso, de interminables rondos, del Barcelona enfrió el clásico de entrada y adormeció al Real Madrid.

Neymar dio el primer aviso y al segundo cayó el 0-1 con un remate cruzado de Luis Suárez.

Benzema, quien reapareció en este juego, pudo empatar, pero falló en su remate. Y lo pagó muy caro, porque enseguida Iniesta ofreció un pase medido a Neymar, quien batió por bajo a Keylor Navas.

El Barcelona pudo encajar el tercero pero Marcelo, sacó bajo palos un remate de Luis Suárez.

En el segundo tiempo se esperó la clásico remontada madrileña, pero Iniesta acabó con las pretensiones del cuadro de Benítez con un espectacular zapatazo.

Barcelona siguió manejando el partido a su antojo, echó más sal en la herida y completó la goleada al ritmo que imponían Messi y un extraordinario Iniesta y el remache Luis Suárez.

Benítez echa culpas. El técnico del Madrid, Rafael Benítez, criticó a sus futbolistas tras perder ante el Barcelona: “Los jugadores que han empezado el partido tienen la calidad suficiente como para hacerlo mejor de lo que lo han hecho”. Benítez renunció a hablar de errores tácticos, en cambio, reconoció que su alineación no respondió a la exigencia. "Después del partido, evidentemente no ha salido bien", dijo. "Nos hemos enfrentado a un buen equipo, hemos cometido errores y los hemos pagado”, sentenció.

¡Florentino, dimisión! La afición del Real Madrid estalló y pidió la dimisión de su presidente, Florentino Pérez.

“¡Florentino, dimisión!”, pidió parte de la grada a su presidente.

Florentino Pérez, que afronta su segunda etapa al frente del Real Madrid —dimitió en 2006 tras seis años en la presidencia—, siguió el partido desde el palco de autoridades. Con la derrota, el Real Madrid quedó a seis puntos del Barcelona en la clasificación.