Un aullido de Lobos en 'la caldera del Diablo'

Deportes 22/09/2014 00:01 Actualizada 12:19

TOLUCA.— Al fin aulló, al fin despertó. Los Diablos Rojos de Toluca tuvieron que esperar nueve jornadas para que su refuerzo, la contratación más sonada en el pasado draft diera por lo menos una muestra de la calidad que regó durante años en el futbol mexicano, la cual lo llegó a poner en la palestra de los mejores.

Al fin despertó Lucas Lobos y de su pierna derecha salió un bombazo que mandó el balón al ángulo, recorriendo más de 30 metros de distancia. Golazo de Lobos, ganó el Toluca a Monterrey, y los tres puntos lo ponen entre los tres primeros lugares de la tabla de competencia al arribar a doce.

Toluca, después de un inicio flojo de competencia, acumuló tres victorias de forma consecutiva.

Y despertó Lobos.

Con su prodigiosa técnica de pie derecho, el argentino naturalizado mexicano empalmó el balón, desde fuera del área grande y un poco cargado a la derecha, el esférico hizo una parábola para techar al portero regio Jonathan Orozco, y anidarse cerca del ángulo superior izquierdo, en el minuto 58.

Rayados, que se mantiene con 16 unidades en el lugar cuatro general, vio cortada su racha de tres victorias seguidas y el alargue de falta de triunfo en el Nemesio Díez, donde ganó por última vez el 11 de febrero de 2006 por 1-0, en la jornada cinco del Clausura.

El encuentro de este domingo resultó muy táctico, de ajedrez, de espacios reducidos y por consiguiente falto de constantes grandes emociones para el público, y más por el planteamiento muy cuidadoso de Rayados.

El conjunto local, los escarlata fue el más ambicioso, y el goleador paraguayo Pablo Velázquez desaprovechó, en el transcurso del primer minuto, una clara oportunidad de anotación al mandar por arriba del arco su envío.

El mismo Velázquez se quedó a centímetros de la anotación al realizar incómodo remate, que se estrelló en el travesaño. Las constantes fallas provocaron que algunos seguidores de Toluca abuchearon al sudamericano.

Poco o nada ofreció Monterrey al frente. Pabón y Suazo, la pareja de matadores que tiene Carlos Barra al frente, simplemente no se conectaron. Lo peor es que antes de terminar la primera parte, El Chupete salió lesionado, uniéndose a Efraín Juárez que salió por una dolencia en la pierna derecha apenas al minuto 15 de tiempo corrido.

Raúl Luna, jefe de los servicios médicos de Monterrey, informó que los jugadores estarán fuera de las canchas de dos a tres semanas.

Lo más que hizo el técnico de Rayados Carlos Barra, para buscar la igualada, fue meter a Lucas Silva como acompañante del colombiano Pabón, mas el brasileño, naturalizado mexicano, apenas si tocó el balón, ya ni qué decir de César Delgado, quien lleva bastante tiempo bajo de su nivel.

Lo importante al final de cuentas, es que con Toluca y por qué no decirlo, la Selección Nacional, Lucas Lobos ha despertado. Durante muchos años el media punta fue el alma de los Tigres, su juego lo hizo volverse capitán del equipo y los llevó hasta el campeonato.

Salió de Monterrey en busca de nuevos aires, cuando la relación con el técnico Ricardo Ferretti fue insoportable. Todos esperaban que Lobos siguiera a su nivel, pero algo falló. Quizá sus problemas personales, que lo alejaron del Tri, no lo dejaron tranquilo, pero ahora parece que ha regresado.

Se oyó el aullido y el grito de gol. Fue Lobos, Lucas Lobos.

Temas Relacionados
aullido Lobos caldera Diablo