Les cae la PGR a los Gallos | Querétaro

Les cae la PGR a los Gallos

Deportes 19/03/2014 00:02 Actualizada 10:51

[email protected]

La Procuraduría General de la República decretó la intervención de los equipos Gallos Blancos delQuerétaro y Delfines de Ciudad del Carmen, propiedad de Amado Yáñez —uno de los principales accionistas de Oceanografía— como parte de la investigación en torno al millonario fraude bancario cometido por la ex proveedora de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Elementos de la Policía Federal Ministerial de la PGR realizan operativos en el Centro de Alto Rendimiento de Gallos Blancos y en sus oficinas, así como en las de los Delfines, en Campeche. Entre las diligencias ministeriales está el inventario de todo lo asegurado.

La intervención de los equipos es parte de las acciones que emprendió el Ministerio Público de la Federación, en coordinación con las autoridades hacendarias, al descubrirse un fraude y operaciones de lavado de dinero, por 400 millones de dólares, en agravio de Banamex, la filial mexicana de Citigroup.

La administración de los equipos, detallaron autoridades de la PGR, está a cargo del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), “ya que uno de los objetivos, al igual que con Oceanografía, es tratar de afectar al mínimo las operaciones; hay en juego decenas de fuentes de empleo”.

Gallos Blancos emitió un comunicado, en el que confirmó el “aseguramiento” del equipo, mientras que Delfines, que están a nombre de la esposa de Yáñez, Verónica González, no fijó posición oficial.

En el documento se detalló que “el club sigue y seguirá operando de la misma forma en lo deportivo y administrativo, como lo hemos hecho hasta ahora. Así que el ingreso de nuestro personal, entiéndase jugadores, cuerpo técnico, fuerzas básicas y administrativo a las instalaciones, será con normalidad”.

También se destacó que “el procedimiento abarca el inventario de los bienes del club para que, posteriormente, se entregue al Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que a su vez asignará un administrador único de la institución”.

No saben cuándo les pagarán

Adolfo Ríos, presidente de Gallos Blancos, desconoce cuándo se pagarán los salarios que adeudan a los jugadores, debido a que es algo que se determinará hasta que el SAE tome el control de la institución.

“El primer paso es éste y, después se turna al SAE. No sabemos cuánto tiempo tarde”, asegura. “Me gustaría decir que no nos afecta, pero la verdad sí les ha pegado a los muchachos en la cuestión futbolística, porque muchos no tienen la concentración al 100%”.

El ex portero aclara que el inventario se centró “en autos, computadoras, aparatos de gimnasio, balones, uniformes, documentos, el logo... Todo lo del club”.

“La cuestión de sueldos es lo más fuerte”, insiste. “No tenemos una respuesta y esperamos que sea lo más pronto posible”.

“FMF puede liberar fianza”

La intervención del SAE al Querétaro no supondrá un cambio de patrón para los jugadores, ya que el club lo sigue siendo, de acuerdo con el abogado Ricardo de Buen.

“Podría tener un error de apreciación, porque no sé bien cuáles son los efectos de la intervención del SAE, pero desde luego [el SAE] no se vuelve el patrón de los trabajadores. Por lo que entiendo —y con la posibilidad de tener un error— lo que hace es ver a dónde van algunos bienes que pudieran tener un fin diferente. Para los jugadores, quien sigue siendo el patrón es el club”, refiere el especialista.

Agrega que la Federación Mexicana de Futbol posee la opción de ejercer el depósito de garantía para cubrir los adeudos salariales que actualmente sufre el plantel de los Gallos Blancos.

“En todo caso, la Femexfut tiene una garantía de una fianza y tendría que hacerla valer para el pago [de los salarios atrasados] a los jugadores”, explica De Buen.

Actualmente, la franquicia queretana está siendo investigada por presunto lavado de dinero. Sin embargo, los futbolistas que pudieron haber recibido pagos de procedencia ilícita están exentos de responsabilidad, porque lo recibieron sin saberlo.

“En principio, suponiendo sin conceder que hubiera algún problema y que hubiera habido algún dinero ilícito, ellos lo recibieron de buena fe. No estoy diciendo que era dinero ilícito, sólo es suponiéndolo. Pero si ellos estaban jugando, ellos no tienen ninguna consecuencia legal”, expone.

La única manera en que algún futbolista se le imputara alguna responsabilidad es que supiera que se cometía algún ilícito en el equipo, queretano “pero por lo que sabemos, han trabajado, han jugado y han recibido dinero del club de buena fe”.

Temas Relacionados
Gallos Blancos PGR Querétaro Delfines