Hamilton y los Mercedes mantienen el dominio

16/03/2015
12:27
-A +A

Melbourne.— El británico Lewis Hamilton arrancó la defensa del título mundial de Fórmula Uno con una victoria en el Gran Premio de Australia, en la primera, y posiblemente no la última, demostración de poder de la escudería Mercedes.

El bicampeón dominó de principio a fin y cruzó en primer lugar la meta, seguido por su compañero, el alemán Nico Rosberg, a poco más de un segundo. El más rápido del resto, a más de 30 segundos de Hamilton, fue el alemán Sebastian Vettel, quien debutó con una sonrisa en Ferrari.

Menos alegría hubo en McLaren: el danés Kevin Magnussen —sustituto del español Fernando Alonso— no pudo ni salir a pista y el británico Jenson Button llegó último, a dos vueltas del ganador, en una agitada carrera en Melbourne, en la que sólo 11 bólidos vieron la bandera a cuadros.

“Fue una carrera absolutamente impecable. El dominio de nuestros autos fue de principio a fin, algo que no se da muy a menudo”, celebró el jefe de Mercedes, Toto Wolff.

Hamilton es el primer líder de la temporada con 25 puntos, por delante de Rosberg (18) y Vettel (15) después de un Gran Premio en el que las Flechas de Plata dejaron claro que siguen siendo los rivales a batir. En 2014 ganaron 16 de 19 carreras.

“Seguir ganando es un sensación increíble, pero también es genial estar aquí arriba contigo”, bromeó Hamilton en el podio con el actor Arnold Schwarzenegger, quien fue el encargado de hacer las primeras entrevistas. “Pensaba que eras más alto”, añadió.

Rosberg, subcampeón del mundo, felicitó a su compañero y a Mercedes. “Lewis manejó como un campeón del mundo, pero yo estaba dando todo en cada vuelta y lo seguiré haciendo”, dijo. “El equipo nos dio un coche absolutamente impresionante este año”.

El brasileño Felipe Massa fue cuarto con su Williams, por delante de su compatriota Felipe Nasr (Sauber) y del ídolo local, Daniel Ricciardo (Red Bull). El español Carlos Sainz logró puntuar en su primera carrera en la F1 al concluir en el noveno lugar.

El McLaren de Button fue el único coche de los que terminaron la carrera en Melbourne que no puntuó. El bólido de Woking mostró un ritmo muy lento, casi cuatro segundos peor por vuelta que los Mercedes.

“Después de un fin de semana tremendamente difícil, no es fácil encontrar aspectos positivos, pero hay algunos”, dijo el jefe del equipo británico, Eric Boullier.

Mercedes, gran dominador de 2014 con 16 triunfos en 19 Grandes Premios, vivió la primera carrera casi sin preocupaciones. Hamilton salió desde la pole, seguido de Rosberg, y así continuó la clasificación durante las 58 vueltas al circuito de Albert Park. Los únicos adelantamientos que tuvieron que hacer fueron a los ‘lapeados’.

Hamilton logró la trigésimo cuarta victoria de su carrera en la F1.