23 / septiembre / 2021 | 04:56 hrs.

Zozobra en “La Ciudad de la Luz”

Deportes 14/11/2015 02:52 Actualizada 02:58

París.— Fue un triunfo en una noche trágica. La selección de Francia venció a Alemania 2-0, pero fue lo de menos. Alrededor del Stade de France, sede del encuentro, una serie de atentados terroristas dejaron al menos 120 muertos.   

Ocho meses antes de que los galos reciban la Eurocopa de Naciones, el terror y la zozobra se apoderó de “La Ciudad de la Luz”.

Caras de desconcierto en el terreno de juego. Didier Deschamps, técnico del cuadro galo caminaba nervioso, sin rumbo, luego de enterarse de los hechos cuando llegó el silbatazo final.

Sus dirigidos se llevaron las manos a los rostros. Lucían anonadados, confundidos, como si hubieran presenciado una pesadilla, cuando se trataba de un juego amistoso.

El partido llegó a su fin, pese a que en su pleno desarrollo se escucharon los bombazos que provenían de afuera. Los futbolistas lo notaron, tuvieron un instante en el que no sabían si parar o seguir, cuando el marcador estaba 0-0. Finalmente continuaron “el show”, pese a la sangre derramada apenas a unos metros del recinto.

“No nos hemos enterado de nada hasta que terminó el partido. Se han vivido momentos duros y de incertidumbre porque no nos dejaban salir del estadio”, declaró el árbitro del encuentro, el español Alberto Mateu Lahoz.

El presidente francés, François Hollande tuvo que ser evacuado del coso en helicóptero para protegerlo. Presenciaba el partido que se antojaba para ser una fiesta.

Cuando concluyó el duelo, el césped de Saint-Denis sirvió como refugio para que los aficionados que asistieron estuvieran seguros. Invasión de cancha en la que había abrazos, llanto y tristeza.

Más de media hora después de terminado el partido, unas dos mil personas seguían en la cancha pese a que el locutor insistía que era seguro salir y se podía utilizar el transporte público. Había calma, pero la salida del estadio era lenta.

Zozobra que comenzó ayer muy temprano, pues hubo una amenaza de bomba en el hotel de concentración del combinado germano. Los integrantes de la “Mannschaft” fueron sacados del edificio, pero finalmente reinstalados más tarde.

Los goles de Olivier Giroud y André Pierre Gignac quedaron en el olvido ante el horror. Por lo pronto, el duelo entre Inglaterra y Francia del martes quedó aplazado.

Gignac está bien: Tigres. De acuerdo con el presidente de los Tigres, Alejandro Rodríguez, su delantero André Pierre Gignac “se encuentra bien y seguro”.

“Hablé con su representante y me dijo que nuestro jugador no corre peligro”, afirmó el mandamás de la escuadra felina, quien no sabe cuándo tendrá a su futbolista de regreso. (Con información de Héctor A. Morales, redacción y agencias)