Boy intenta enmendar su error, pero...

11/03/2016
02:53
-A +A

Después de las múltiples reacciones que generaron las declaraciones de Tomás Boy —quien consideró el himno universitario como “fascista”—, ayer, a su regreso a la Ciudad de México, el director técnico del Cruz Azul argumentó que sus declaraciones fueron “malinterpretadas”, al tiempo que procuró enmendar la plana.

Según el estratega cementero, “en ningún momento quise faltarle al respeto a la Universidad”, aclaró. “En nada tiene que ver la máxima casa de estudios, la cual respeto y admiro. Además es mi alma-mater”, abundó el polémico ‘Jefe’.

Enseguida aclaró: “Me gustaría decir que no me refería al himno en sí, sino a todo el ritual que retrasó el partido y que se puede interpretar con las palabras que yo dije”, e incluso atrevió la precisión: “Hay otras autoridades literarias que han manifestado que se puede interpretar de otra forma”.

Y remató convencido de que la ceremonia del himno universitario que se practica en CU no debería realizarse, toda vez que es prohibida por Concacaf y no forma parte del acto protocolario de la Liga MX.

“Me preocupó, porque el partido empezó tarde”, reprochó. “Mi directiva entendió a qué me refería”.

El ‘Jefe’ también consideró que tras la polémica generada por su dicho, “siento que estoy un poco perseguido, pero mi esencia no cambia, porque si no, no sería yo”.

Después de la breve aclaración, Tomás se retiró, sin responder a las críticas de las que fue objeto de parte de otros personajes ligados con el futbol, como Hugo Sánchez.

El ‘Pentapichichi’ le replicó a Boy que dudaba hubiera acudido a la preparatoria, convencido de que “la ignorancia es muy atrevida”.

En torno al “fascismo” que observó el entrenador cruzazulino, también hubo respuesta de parte del Club Universidad, vía Twitter: “Sólo hay un bien, el conocimiento. Sólo hay un mal, la ignorancia. Equipo y afición entona al unísino el Himno Deportivo Universitario, creando una atmósfera de unión antes de los encuentros deportivos”.

El comunicado añadió: “Con el brazo derecho levantado, en representación de un casco de futbol americano en la mano, antes y después de la competencia”.

Días después, el propio rector de la UNAM, Enrique Graue, se sumó al argumentar que las declaraciones de Boy habían sido “infortunadas”, porque “quizá no ha leído el himno” y agregó que “ya se lo mandamos por escrito para que lo pueda revisar con calma”.

De igual modo se anticipó y destacó que “ni la actitud del puño, si a eso se quería referir, representa un acto fascista”.

El remolino de críticas que arremetieron contra Boy, el cual se hizo viral en las redes sociales, obligó al estratega cementero a hacer frente nuevamente al tema, sin enmendar el asunto del todo, porque aún ayer fustigó el ritual que ensaya el equipo previo a los encuentros que celebra en calidad de local.

Amén de sus polémicas declaraciones, que han generado conflicto en los recientes juegos contra Pumas y América, Boy suma ahora el boleto a la Copa MX.