12 / junio / 2021 | 16:08 hrs.

Frenaron plan antiviolencia

Deportes 11/03/2013 03:29 Actualizada 08:42

[email protected]

La Federación Mexicana de Futbol rechazó, en 2007, un programa antiviolencia —del cual, EL UNIVERSAL posee una copia— promovido por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, que habría mitigado el problema, pero en ese entonces, Justino Compeán y Decio de María minimizaron el fenómeno por considerarlo exagerado.

Así lo denunció José Luis Valle Cosío, ex coordinador de normatividad y asuntos jurídicos de Conade y coordinador de la Comisión Especial para la Prevención de la Violencia en la Celebración de Espectáculos Deportivos, durante las gestiones de Nelson Vargas y Carlos Hermosillo.

En entrevista, Valle Cosío recuerda indignado la indiferencia hacia el tema de parte de Compeán y De María, hoy titulares de la FMF y la Liga MX, respectivamente, quienes en aquella época valoraron como “exagerado” tomar medidas conforme al modelo inglés.

“Nos dijeron que éramos un poco exagerados, que los programas que nosotros queríamos implementar no era el caso de México y que no podíamos compararnos con Argentina y, efectivamente, yo se los dije en 40 mesas, el problema no es de las magnitudes de otros lugares, la idea es que esto se prevea antes de que llegue a salirse de control. Hoy, con pena, veo que el tiempo nos va concediendo la razón. Lo que en su momento hubiérmos atendido con estos programas que había promovido el Sinade y la Conade, tal vez tendríamos otra realidad”, considera.

—¿Justino fue quien les dijo que eran exagerados?

“En su momento, lo vimos con Decio y Justino Compeán, y ellos insistieron mucho en que la problemática de México no era del nivel de Argentina, nada más que no tomamos las medidas para que esto no crezca al nivel de lo que está pasando ahorita”.

Hoy, tras los últimos incidentes violentos ocurridos en Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí y Ciudad Nezahualcóyotl, Valle Cosío gesticula, preocupado, dada la creciente degradación y que él, en ese tiempo, presentía.

Entre las medidas que Valle Cosío proponía está la elaboración de una “Carta del Aficionado”, para tener control sobre los fanáticos violentos y poder sancionarlos, crear programas de valores sociales, generar protocolos de seguridad utilizados en los estadios en Europa, además de la adecuación de los recintos deportivos del país.

El abogado constitucionalista explica que Bernardo de la Garza, sucesor de Hermosillo en la dirección de Conade, desperdició un lugar permanente en el Consejo de Seguridad de Europa.

Para colmo, según el entrevistado, Conade no podía obligar a la Femexfut a aplicar dichos programas. “La ley de Cultura Física y Deporte es general y las Federaciones son Asociaciones Civiles y no podíamos ejercer, como autoridad pública, la obligatoriedad, porque sería una violación del Estado a una garantía individual”, justifica resuelto.

Recuerda que en su momento, el caso estuvo en el Congreso: “El senador Orozco fue quien promovió la reforma, que en términos coloquiales fue muy light, en la que se estaba haciendo de carácter formal y material. Lo elevaron a ley, pero no era la solución, sino interactuar, transformar y llegar a esos esquemas. Hablamos de una Ley Federal para la Prevención de Violencia en los Espectáculos Deportivos. No se le dio seguimiento en el Senado. Cada estado puede generar sus normas, mas en materia de Seguridad Pública se tomaron cartas en el asunto”. El DF “creó una ley al respecto, con mesas de diálogo para ver cómo entran y salen las porras”.

Sí, la Femexfut “no le dio seriedad” al problema de la violencia en los estadios y ahora “escucho a presidentes de clubes muy preocupados y angustiados, pero en su momento, no apoyaron este tipo de programas y fue del conocimiento de Justino Compeán, quien por alguna razón no le quiso dar el apoyo”, delata, sin miramientos, Valle Cosío.