21 / septiembre / 2021 | 21:04 hrs.

Ganar es un vicio: Saúl Gutiérrez

Deportes 08/11/2015 01:55 Actualizada 01:56

Ganar se vuelve un vicio. Así lo consideró el taekwondoín queretano Saúl Gutiérrez, quien estuvo presente en el evento inaugural de la Olimpiada y Paralimpiada Municipal en el Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) Cerrito Colorado, donde fue recibido entre ovaciones y los pequeños atletas aprovecharon para tomarse la foto con el primer deportista del estado en ganar el Premio Nacional de Deportes (PND) 2015 y que está prácticamente asegurado para asistir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Cada que llega una competencia y gano se vuelve como un vicio, siempre que vas a una competencia más quieres ganar y así se va haciendo esto, una gran adicción”, aseguró el atleta local tras el evento.

“Me siento muy contento porque este año ha sido muy bueno para mí, tuve bastantes triunfos y al final era algo que no me esperaba (ganar el PND) y qué bueno que se dio”, agregó Gutiérrez Macedo.

Un reconocimiento que a su vez, también le ayudará a seguir avanzando dentro de su carrera en el Ejército Mexicano. “Estamos viendo, ahora en la ceremonia del 20 de noviembre para recibir el Premio Nacional, después vamos a ir a una ceremonia de ascensos y vamos a ver cómo nos va”, externó.

Su familia ha sido un pilar importante para que a sus 22 años, Saúl sea, por sus logros, el mejor deportista del país actualmente.

“El PND, y en general todos mis logros se los dedico a mi papá y a toda mi familia que siempre me han estado apoyando”, afirmó.

El ganador del PND 2015 dentro de la categoría de Deporte no profesional, adelantó que está listo para encarar el último evento oficial del año, la final del Grand Prix y la Copa del Mundo por Equipos, competencias claves para asegurar su participación en Río 2016 y ahora “el compromiso es trabajar más fuerte y hacer mejor las cosas, y tratar de seguir trayendo triunfos para Querétaro y el país”.

Asimismo, resaltó que el poder convivir con los pequeños deportistas sirve como una forma de demostrarles que si se lo proponen, pueden alcanzar sus sueños.

“Estoy contento porque regresé a un auditorio en donde estuve compitiendo en mis procesos de ON, me siento muy motivado de ver a tantos niños que quieren seguir mis pasos, hay que motivarlos igual y que vean que sí se puede”, finalizó.