19 / junio / 2021 | 05:05 hrs.

Arrieta acaba con sequía de los Cubs

Deportes 08/10/2015 02:10 Actualizada 09:38

Pittsburgh.— Jake Arrieta aceptó cuatro imparables en nueve dominantes entradas y los Cubs de Chicago se impusieron 4-0 a los Pirates de Pittsburgh en el Juego de Comodines de la Liga Nacional.

Arrieta además ponchó a 11 rivales sin dar pasaportes. Además se sobrepuso a un golpe que le propinó el relevista de Pittsburgh, Tony Watson, para mandar a los Cubs a la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Cardinals de San Luis, que arranca mañana.

Dexter Fowler conectó un cuadrangular y anotó en tres ocasiones para los Cubs. Kyle Schwarber agregó un impactante palo de dos carreras en contra del abridor de Pittsburgh, Gerrit Cole, para darle a Chicago una ventaja tempranera y dejó que Arrieta hiciera el resto.

La multitud que llenó el PNC Park no pudo desestabilizar a Arrieta ni a uno de los equipos más jóvenes en todo el beisbol.

El equipo del manager Joe Maddon jugó con una actitud y confianza como si estuvieran de locales para romper una racha de nueve derrotas en fila en postemporada que se remontaba a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en la Temporada de 2003.

Pittsburgh quedó fuera, luego de ser el segundo mejor equipo de las Mayores con 98 triunfos. La temporada pasada, los Pirates también fueron blanqueados con pelota de cuatro hits, pero fue ante San Francisco.

Arrieta, de 29 años de edad y con una larga barba, sigue sin derrotas desde el pasado 25 de julio y alargó su impresionante promedio de carreras limpias que ahora es de 0.75.

El derecho, que fue líder en las Grandes Ligas con 22 triunfos, incluso sonrío en una extraña secuencia en la séptima, cuando una bola rápida de Watson lo golpeó en el costado izquierdo. Las dos bancas se vaciaron cuando Watson recibió una advertencia y los empujones continuaron cerca de la línea de la primera base.

El utility Sean Rodríguez, quien ya había salido del juego, fue expulsado y desató su coraje golpeando uno de los recipientes de agua hasta mandarlo al suelo.

Chicago tomó ventaja de 1-0 cuando Fowler abrió con sencillo, se robó la segunda y anotó con sencillo de Schwarber.

Los dos se combinaron en la tercera. Fowler pegó sencillo con un out y Schwarber disparó un cuadrangular de dos anotaciones que parecío perderse en el cielo para desaparecer por el jardín izquierdo.

Eso apagó por completo a la multitud que esperaba ver un partido más parejo entre los equipos con el segundo y tercero mejor récord de las Grandes Ligas.

En lugar de eso, les tocó ver el show de Arrieta.

Temas Relacionados
Arrieta acaba con sequía