25 / septiembre / 2021 | 01:46 hrs.

Gallitos no libran las semifinales

Deportes 06/12/2015 01:29 Actualizada 02:48

Gallos Blancos Sub-17 se despidió del Apertura 2015, aunque lo hizo de la mejor manera, pues los dirigidos por Héctor Altamirano se entregaron al máximo durante 90 minutos y ganaron 1-0, pero el marcador global favoreció a Santos por 2-1.

Los albiazules mostraron gran nivel todo el torneo, por lo que fueron segundo lugar general.

El Centro Gallo de Alto Rendimiento (Cegar) fue la sede del partido y las gradas estuvieron llenas y el público estuvo alrededor del terreno de juego con gritos y apoyo durante todo el encuentro.

Gallos fue insistente desde los primeros minutos. Hubo jugadores desequilibrantes por las bandas como Juan Albisar y Andrés Pérez.

Alejandro ‘Canelo’ Rangel trató de abrir el marcador con un zurdazo apenas al minuto cinco de juego.

Las más claras por parte del conjunto santista fueron con disparos fuera del área. Junior Maleck, al 19’, mandó un disparo colocado desde algunos metros adelante de la media cancha. El esférico pasó arriba del marco defendido por Benny Díaz.

El capitán Martín Rodríguez quiso ser un factor determinante y también buscó la portería rival en más de un par de ocasiones. La defensiva de los laguneros estuvo atenta en todo momento.

Los Gallos también dieron de qué hablar en la zona baja. Hubo una excelente colocación que impidió algún gol del equipo norteño.

La más clara antes de que se abriera el marcador fue un excelente disparo de Sebastián de Acha de tiro libre que dio en el travesaño. Esteban Suárez llegó para contrarrematar y un defensor salvó sobre la línea de cal.

Querétaro no bajó los brazos. El apoyo de toda la afición se sintió y al 88’ Mauricio Ochoa hizo soñar con un gol de penalti, tras recibir falta de Diego Barraza.

Oportunidades no faltaron. El balón rodó por territorio lagunero pero desafortunadamente no llegó otro tanto que diera les diera pase a la gran final del Apertura 2015 Sub-17.

Para Altamirano, haber quedado fuera de la final no es un mal resultado. “Peleamos hasta el final, caímos ante un gran equipo. Me quedo con todo lo bueno que hicimos en este torneo”, señaló.

Haber estado tan cerca de la final es un gran paso. “Estoy contento y muy orgulloso de dirigir a este equipo. Me siento tranquilo a pesar de ser una serie complicada y un rival difícil. Hoy no nos alcanzó y nos vamos a preparar”.