Gallos Blancos, inconformes | Querétaro

Gallos Blancos, inconformes

Deportes 05/04/2013 15:30 Actualizada 15:30

Los Gallos Blancos de Querétaro no reciben el mismo trato que otro equipos y una muestra de ellos es la inconformidad de la directiva queretana, ante la decisión de la Comisión de Arbitraje, la cual le retiró la suspensión a Sergio “Cherokee” Pérez de las Chivas de Guadalajara, para que juegue ante los Jaguares de Chiapas.

El vicepresidente de la institución futbolística, Markus López, se reunió con los medios locales para externar su inconformidad, pues esta determinación de la Comisión Arbitral, también fue solicitada por los queretanos, en el caso de la expulsión de Mario Osuna, en Torreón, pero la respuesta fue totalmente contraria a lo que el Rebaño Sagrado recibió, “siendo que en esencia, la jugada es la misma”.

“El motivo de esta pequeña rueda de prensa es para manifestar nuestra inconformidad con la Comisión Disciplinaria, ya que el día lunes presentamos una apelación para que Mario Osuna pudiera jugar el partido por una segunda amarilla, que a nuestro juicio, la tarjeta fue fuera de proporción porque en ningún momento Mario tiene intenciones de golpear al jugador de Santos, él es un jugador extremadamente limpio y el jugador de Santos es el que deja el pie para obtener el contacto”, manifestó López Winkler.

La respuesta fue negativa por parte de la Comisión, “nos responde que no procede nuestra petición debido a que ellos juzgan que Mario se interpone entre el jugador y el balón y el árbitro sanciona lo que él juzga conveniente en ese momento, una acción juzgada por el árbitro la cual no pueden retirar”, añadió el directivo.

Aunque la inquietud de la directiva cobró mayor fuerza, al enterarse que Sergio Pérez, de las Chivas, podrá jugar este fin de semana, siendo que también merecía un juego de suspensión.

“La inconformidad nace porque hoy (ayer) en la mañana, nos enteramos de que Cherokee sí va a jugar, por una doble amarilla, a él se la quitan, siendo que en esencia es lo mismo, él también se interpone entre el contrario y el balón, hay un jaloneo entre los dos y el árbitro juzga en ese momento que hay una falta y amonestación porque es el último hombre, entonces la molestia radica porque no nos miden con la misma vara”, explicó el vicepresidente de la institución queretana.

Enojo, molestia e incluso decepción es lo que la directiva de los Gallos Blancos de Querétaro siente al ver que ante sus peticiones, no pasa nada.

Sobre la designación de Jorge Antonio Pérez, como el árbitro del encuentro de este sábado entre queretanos y celestes, quien marcó un penal inexistente a favor de San Luis en el partido contra Jaguares la semana pasada, Markus afirmó:

“Sólo hay que desearle que tenga un buen arbitraje, seguimos en las manos de la comisión y no ha sido un buen año para los árbitros y esperemos que todos tengan buenas intenciones, puede haber errores, situaciones que pueden influir en un resultado pero esperamos que él tenga un buen día”.