Una batalla de genialidades | Querétaro

Una batalla de genialidades

Deportes 04/02/2016 01:38 Actualizada 09:34

San Francisco.— Su mente es privilegiada. Considerado como uno de los jugadores más brillantes en la historia de la NFL. Peyton Manning, quarterback de Broncos de Denver, desea ser campeón una vez más antes de retirarse.

El “maestro del engaño”, Peyton patentó los cambios de jugadas sobre la línea de golpeo, más tarde patentó los “falsos llamados” con la finalidad de confundir a las defensivas. Esta cualidad la dominó al extremo de crear un mundo alterno que tan sólo él entiende.

Este domingo, Manning, de 39 años de edad, tendrá la oportunidad de ser el primer quarterback con anillos de Super Bowl con dos equipos diferentes.

Esta vez, Peyton no es favorito para ganar el trofeo Vince Lombardi, como sucedió en sus tres oportunidades anteriores (dos con Indianapolis y una con Denver).

“Siento que tengo buen entendimiento de la importancia de jugar en el Super Bowl 50. Estoy en mi cuarto Super Bowl, estoy contento de estar aquí”, sostuvo Manning.

El quarterback es conocido por la preparación física y mental que realiza para encarar cada uno de sus partidos. Superó una lesión en el cuello que casi lo retiró y dejó atrás la humillante derrota en el Super Bowl XLVIII contra Seattle.

Para el Super Bowl 50, Manning, el calculador, se sacudió un poco de la presión.

Después de que arribaron a San José el domingo pasado, Peyton organizó una cena para jugadores y entrenadores ofensivos. Dijo que al ver a otros jugadores estar tan entusiasmados por la oportunidad de estar en el Super Bowl recordó las sabias palabras que muchos veteranos repiten en estas ocasiones: disfrutar el momento.

El buen humor también ha sido parte del show de Manning. Mencionó que en los últimos día ha hablado con amigos de su infancia a los que invitó al Super Bowl.

“Me gusta sorprenderlos, jugar con ellos alguna broma y luego informarles que me acompañarán”, expresó Peyton.

Para tener consigo a más amigos, Manning ha hecho cómplice a su hermano Eli, a quien le pide que también consiga el mayor número de boletos.

Además, los hermanos estarán juntos en el terreno de juego cuando Eli sea presentado el domingo como parte de los jugadores que han sido nombrados como Jugadores Más Valiosos (MVP, por sus siglas en inglés) de alguno de los Super Bowls.

“No sé cómo será la presentación de jugadores antes del juego, pero me encantaría tener la oportunidad de correr y pararme a su lado”.

Manning, el hombre de los 186 juegos ganados como quarterback titular, de las 71 mil 940 yardas por pase y los 539 touchdowns (todos ellos récords de la NFL), disfruta estar en el Super Bowl, sin importar que este sea “su último rodeo”.

Temas Relacionados
UNA batalla de genialidades