El Museo Regional dedica altar a concheros

Los cuatro elementos están representados en la ofrenda que rinde homenaje a Candelario Aguilar

Altar, Día de Muertos, Querétaro, Museo Regional, Mesa Real, Danza Chichimeca, Santiago de Querétaro,
Además de mostrar elementos tradicionales, en la ofrenda se representan los siete pecados capitales. (FOTOS: CORTESÍA)
Cultura 28/10/2017 02:37 Rocío G. Benítez Actualizada 14:07

En homenaje al Capitán General Don Candelario Aguilar, el Museo Regional de Querétaro dedicó un altar de muertos con elementos que son de gran importancia para la familia Aguilar Álvarez, como el papel de  colores que representa la alegría de recibir a las ánimas.

Don Candelario Aguilar fue homenajeado por el museo, por ser depositario de objetos rituales de su propiedad que hoy se encuentran en la sala de exposición permanente Pueblos Indios de Querétaro, donde se explica la cosmovisión e importancia de la tradición conchera.

Y para conocer más sobre la cosmovisión de los concheros, en el mismo recinto se realizó una charla con la participación de la Capitana Alicia Aguilar Ramírez y el Capitán de Conquista Candelario Aguilar Bailón, herederos de esta tradición. Después la Mesa Real de Danza Chichimeca de Santiago de Querétaro de la familia Aguilar Álvarez realizó sus tradicionales danzas en el patio central del espacio cultural.

El altar —ubicado en la entrada del Museo Regional— posee una estructura de siete niveles, que representan los siete pecados capitales; así como a los cuatro elementos: tierra, viento, agua y fuego.

La tierra son naranjas, mandarinas, guayabas, manzanas, jícamas, limas y cacahuates; el viento es representado con el movimiento del papel picado, hay agua bendita en jarros de barro que sirven para calmar la sed de las ánimas y el fuego es de las veladoras y cumple la función de alumbrarles el camino.

En lo alto hay tres fotografías, la del señor Candelario Aguilar, acompañado de su padre Antonio Aguilar González y de su abuelo Pedro Aguilar Ramírez, la foto es para tener presentes su imagen y así recordarlos.

Otro elemento que se observa en el altar es la vestimenta del conchero, desde el penacho y su colorida túnica; y un lienzo blanco, símbolo de la pureza. La Cruz es indispensable pues representa a la Santa Cruz de los Milagros, venerada en Querétaro por los danzantes.

El jefe de los ejércitos de Dios, Arcángel San Miguel, también está presente; otro elemento es el rosario de tejocotes que ofrecen en oración para las ánimas.  Y el cirio representa la luz que los llevará a donde Dios los tiene destinados.

La tradición conchera proviene de 1872, tiempo en que el señor Atilano Aguilar fundó la tradición de la Danza de Concheros en Querétaro; y así, generación tras generación continúan con amor y solemnidad cumpliendo el compromiso heredado y conservando de la manera más pura sus tradiciones.

Comentarios