Se encuentra usted aquí

Alex Krantzberg expone en el CEART

"La muerte sigue siendo vida" es el título de la muestra que el artista presenta por primera vez en Querétaro
CEART, México, Alex Krantzberg, Oficina, Santa Rosa de Viterbo, México, Gran Museo del Mundo Maya, Querétaro, Miami, Cancún, Mérida, México
Foto: Luis Sánchez
08/11/2017
04:08
Rocío G. Benítez
-A +A

Dice que empezó a pintar por coincidencia, luego de tener una fábrica de puertas comenzó a usar los restos de la producción para decorar su  oficina, proveedores y clientes que llegaban le preguntaban por el artista de tales obras, el artista era y es Alex Krantzberg, quien pensó, luego de que tantas personas elogiaran su trabajo, “creo que no soy tan malo”.

Posteriormente llegaron las invitaciones a exponer, no sólo en México sino en la mismísima Italia. Ahora, con un estilo fresco y guiado por su instinto, sentir y reflexionar, está dedicado a crear; usa óleo, pintura acrílica, pedazos de madera y metal, todo tipo de desperdicios, incluso emplea su ropa vieja como corbatas, asegura que “de aquella etapa de cuando era fresa”, para crear sus cuadros.

“Casi todo lo hago con desperdicio, yo encuentro un pedazo de madera y lo pinto con desperdicio, he hecho varios inventos, usé mis pantalones y unos zapatos que yo mismo corté;  del desperdicio se puede hacer arte, todo lo corto yo”, reveló el artista quien ahora expone en el CEART de Santa Rosa de Viterbo La muerte sigue siendo vida con la idea de que la vida, aún después de la muerte, no termina, ya que asegura que el movimiento y la energía siguen.

“Esperando el cambio”, “Qué rico”, “Auto retrato enojado” y “Santo camote”  son los nombres de algunas las 26 piezas que forman parte de  La muerte sigue siendo vida.

Esta muestra se expuso en el Gran Museo del Mundo Maya y Querétaro será su último destino, porque toda la colección se donará a beneficio de los afectados por los recientes eventos sísmicos, mediante una subasta que se realizará en diciembre y lo recaudado será destinado para la gente que resultó afectada en Chiapas.

Dos cráneos chorreados de pintura también forman parte de la exposición, además de una pequeña instalación que refleja un accidente vial, en donde se pueden apreciar las huellas de un carro, este detalle lo hizo el artista pasando su propio automóvil por encima de la base de la instalación.

Alex Krantzberg es mexicano, hijo de inmigrantes judíos, nació en la Ciudad de México y ha expuesto en Miami, Cancún, Mérida y México.

Comentarios