“Extraño Ser-Es”... para reírse de la vida

La puesta en escena presenta diversas etapas por las que pasa el ser humano, a través del clown, malabarismo y música
Museo de la Ciudad, CirColibrí, Lars Uribe, Valeria Estrella, Piano, Seres Humanos, Baile, Comunicación,
Foto: RICARDO LUGO. EL UNIVERSAL
02/02/2018
04:01
Fabiola Ocampo
-A +A

La obra de teatro “Extraño Ser-Es” fue presentada en el Museo de la Ciudad con dos únicas funciones que dejaron con un gran sabor de boca a los presentes.

La puesta en escena de la compañía CirColibrí fue creada en colectivo por los actores Lars Uribe y Valeria Estrella, quienes unieron sus talentos para presentar esta obra que está inspirada en la vida misma y refleja una gran nostalgia ante el paso del tiempo.

La tercera llamada sonó y un piano fue iluminado con tenues luces, mientras la mayor parte del escenario permaneció oscuro, y fue entonces cuando los dos personajes entraron a escena buscando algo que al parecer nunca pueden encontrar.

obra_extranos_ser-es_8.jpg

La historia retrata las diferentes etapas por las que pasan los seres humanos, teniendo como eje principal la comunicación entre estos dos personajes que surge a través de miradas, juegos y un poco de baile.

Ambos personajes lucen prendas cómodas de manera uniformada y en escena se combinan distintas técnicas, tales como clown o comedia física, teatro de cuerpo, entre otras, con las que se logra cierta interacción con el público.

“La comedia nos acerca con el público, de cierto modo es una manera un poco fácil de entrar, cuando tú llegas y haces reír a alguien ya te lo ganaste, y a partir de eso ya le puedes dar todo lo que quieras, y nosotros buscamos un poco de eso”, expresó Lars.

obra_extranos_ser-es_4.jpg

Al pasar los minutos la música se vuelve parte imprescindible de esta producción, en la que Lars y Valeria interpretan suaves melodías por medio del teclado y el ukulele, acompañado de la melodiosa voz de la artista.

“Valeria Estrella tiene una formación musical, la cual es aprovechada para la música en vivo. Las composiciones son de ambos, fuimos incorporando esto cuando la creamos, la música es parte de la vida”, destacó el director teatral.

Uno de los actos más aplaudidos por el público es cuando Valeria sube al trapecio, desorientada y un poco confundida por no saber qué hacer en él, pero con el pasar de los segundos descubre su talento gracias a la ayuda de las palmas del público.

obra_extranos_ser-es_12.jpg

El malabarismo también forma parte de esta obra interdisciplinaria, “el payaso no necesariamente tiene que llegar a contar chistes; es alguien que conmueve, que transgrede de una manera amorosa, esa es la exploración que hacemos nosotros en cuanto a la comedia y con respecto al payaso, hay que burlarnos de uno mismo pero no siempre, ya que también se debe buscar la entraña del ser humano”, expresó Lars.

La puesta en escena culmina con una canción interpretada por Valeria, en la que se aprecia cómo el tiempo termina por derrotarla, pues se vuelve vieja y ya no recuerda con exactitud la letra, pero eso no impide que la comicidad siga siendo parte de la obra.

“La música y un payaso nunca están separados, hay una línea que se llama el payaso excéntrico que pone en acción las fuerzas de su propia creatividad; para mí lo interdisciplinario es lo que me llevó a utilizar todas las herramientas que tenía”, puntualizó Valeria.

km

Comentarios