#YoDefiendoAlCIDE

Guillermo Tamborrel

La libertad de cátedra es mucho más que el derecho de quien imparte la clase a expresarse libremente, es, y ha sido, la herramienta que impulsa la transformación de las sociedades del mundo al permitir romper monopolios ideológicos y la imposición de las ideas de quienes gobiernan. Es por lo tanto también una herramienta de libertad. Herramienta que ha tenido tal impacto y trascendencia en la vida de las naciones que podemos afirmar que la libertad de cátedra es un derecho inalienable de la sociedad.

Por lo anterior considero un deber de todo ciudadano defender la libertad de cátedra en todo momento, inclusive en los casos en los que no se comparta la orientación o el contenido de una determinada cátedra. Me parece que en la defensa de la libertad de cátedra aplica la frase atribuida al célebre filósofo y escritor francés Voltaire: “Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. 

En otras palabras, al defender la libertad de cátedra defendemos el derecho a vivir en libertad y así transformarnos para mejorar. 

Por lo antes expuesto me pronuncio como un decidido defensor de la libertad de cátedra y del Centro de Investigación y Docencia Económicas, el CIDE, que a últimas fechas ha sido objeto de una serie muy reprobable de ataques por parte de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla e inclusive por parte del Sr. Presidente de la República que ha denostado a directivos, investigadores y maestros, del presente y del pasado. Manifiesto mi rechazo a la imposición (disfrazada de un proceso acorde al reglamento) del nuevo director, el Sr. José Antonio Romero Tellaeche, quien se ha comportado como un auténtico tirano.

Es importante tener presente que el CIDE ha sido por muchas décadas reconocido, nacional e internacionalmente,  como un centro de investigación y docencia de excelencia cuyos aportes al desarrollo y bienestar nacional han sido de gran impacto y trascendencia. Aportes que han  sido posibles por diversas razones y entre ellas porque ha gozado de la libertad de cátedra y de la libertad de expresión.

Fuente de los Deseos: Ojalá el Sr. Presidente retome activamente la defensa del derecho de libertad de cátedra y de expresión que en múltiples ocasiones ha dicho defenderá. Ojalá reflexione y pida la renuncia al Director Romero Tellaeche y convoque a una nueva elección. Ojalá también sustituya a la Dra. Álvarez-Buylla al frente del Conacyt.

Comisionado del CECA.
@TAMBORRELmx

Comentarios