Yo Prefiero el Lago, de la consulta a un proyecto con justicia social incluida

Mauricio Ruiz Olaes

La zona que comprende el Lago de Texcoco es un emblema histórico en la vida nacional, no sólo porque en ese punto fue encontrada el águila devorando una serpiente, postrada en un nopal, acto que serviría como indicador que ese era el punto para la fundación de la gran Tenochtitlán, momento que con los años sería el elemento más importante en nuestra bandera, hasta llegar a ser un simbolo patrio junto con esta misma, sino que es un territorio lleno de riqueza natural y  el lugar de asentamiento de la cultura prehispánica más importante para México.

Actualmente no es diferente, esta misma zona que forma parte del Estado de México, continúa con bastas riquezas naturales y con una densidad de población importante que día a día lucha por combatir los avances de la gran urbe, con el objetivo de defender su cosmovisión originaria y así conservar sus tradiciones y costumbres que durante siglos han conservado. Desafortunadamente la voracidad del neoliberalismo en nuestro país ha alcanzado a Texcoco y sus pobladores y justo esta zona había sido el capricho de ex presidentes de la República, iniciando por Vicente Fox, hasta llegar a Enrique Peña Nieto.

Recordemos que el ex presidente Vicente Fox, de extracción panista, fue de los primeros promotores de que el que el nuevo aeropuerto de  la Ciudad de México se situara en esa zona, sin consultar a los pobladores de las localidades involucradas y haciendo uso de la fuerza pública para reprimir de forma indignante a la población que con justo derecho defendían sus tierras, del despojo que se avecinaba y que desafortunadamente con el tiempo se consumó.

Los embates a Texcoco continuaron con Felipe Calderón y tomaron mayor fuerza con el regreso del PRI en la figura de Enrique Peña Nieto, ex titular de Poder Ejecutivo que reactivó el proyecto del aeropuerto y consumó lo que como exgobernador del Estado de México no pudo realizar, imponer la construcción del NAICM en contra de la voluntad de los pueblos originarios de la zona y con las manos manchadas de sangre por la brutal represión ejercida a los opositores de este proyecto.

Por ello uno de los primeros pasos del compañero Presidente Andrés Manuel López Obrador fue el cancelar la construcción del nuevo aeropuerto a pesar de la férrea oposición del sector empresarial y la derecha política mexicana, esto como un acto de justicia social histórica y como recordatorio que el nuevo Gobierno de México trabajaría primero por los intereses del pueblo y al último los intereses que a través de manera discrecional se verían beneficiados por la construcción de este aeropuerto.

Por ello es que el Gobierno de México ha arrancado el proyecto del Parque Ecológico Lago de Texcoco que comprende la restauración de 12,200 hectáreas en el Valle de México, equivalente a más de 15 veces el Bosque de Chapultepec, labores de protección y recuperación ambiental de la zona lo que incluye una reserva biocultural, especies acuáticas y aves, lagunas, humedales y cuerpos de agua.

Este proyecto estará abierto en el año 2021 y será un espacio de recreación, recuperación de memoria histórica y sin duda un acto de justicia que quedará escrito en las páginas de las grandes luchas sociales.  

Comentarios