Y resultó ser gavilán, pero voló como paloma

02/10/2019
08:41
-A +A

Mis queridos lectores, el día de hoy platicaremos un poco sobre lo que nos dejó el gran José José y que lamentamos su partida, la cual se dio en una crónica anunciada de agonía por estar enfermo, por el alcoholismo que sufrió, el abuso de la cortisona que le fastidió una pierna y tantos problemas con su familia, en donde hay discordias entre hijos. Pero bueno, creo que nos dimos cuenta que resultó ser el intérprete más romántico y expresivo que pudimos tener en México y que con sus canciones, todos tiramos algunas lágrimas a favor o en contra de ellas o de ellos, en esos momentos de depresión por amor o desamor, de acuerdo a cómo nos trate la vida, mis estimados. El punto es que les voy a platicar algunas anécdotas que marcaron parte de mi vida con algunas canciones del Príncipe de la canción, y que formaron parte del gran homenaje al más estilo rockero hecho por grandes intérpretes de este género. 

Voy a comenzar por los buenazos de DLD y el gran éxito “Mi vida”, al más puro estilo de rock fresa los satelucos le dan ese plus y bueno me sucedió, tal cual diría la canción, nunca he podido cambiar mi forma de pensar y de actuar, pero a pesar de rodar de allá para acá, nunca pude cambiar y regresé al mismo camino y busqué a la persona que me hizo feliz sin importar que ella no pagara por cómo me fue en la vida y, vamos, fue una parte importante que al calor de unos buenos bacachos pude dejar ir con el dolor de mi corazón.

Y bueno, si vamos a homenajes y a dolores, claro que me tocó vivir muy de cerca con un amigo que era el mero catrín y que en el amor simplemente era el “todas mías”, pero se topó con la persona que le hizo ver su suerte y conforme se fue acercando a ella, se dio cuenta que iba cayendo en las garras de una verdadera belleza, que resultó ser el gavilán que le demostró que él era un paloma a merced del amor y que lo hizo ver su suerte y nos perdimos en el mar de alcoholes, caricias y miles de besos perdidos en la inmensidad del dolor.

Pero sin duda, lo que a mí me pesa  fue la clásica relación tóxica en donde despiertas pensando en que abrazas al amor de tu vida, pero te das cuenta que sólo es la almohada y tú no estás conmigo, que te miro callada y te digo que aún estoy vivo, pero todo sigue igual no estás, sólo miro y a lo lejos pienso que o sientes más caricias y no hay nada más, sólo está la almohada... y me dejé ir de nuevo al mundo de los excesos. José José te fuiste dejando un vacío grande en todos esos corazones bohemios, volaste al cielo como una paloma dejando claro que tu eras un gran gavilán. Nos leemos en otra ocasión, pues las lágrimas han mojado el papel y la tinta.

 

@pollorockmusica 

Comentarios