16 / septiembre / 2021 | 20:48 hrs.

Wolverine, sueño que se torna pesadilla

Ana Rincón Gallardo

Wolverine es un personaje de las tiras cómicas, posee unas garras gigantes que salen de su cuerpo, fuerza que crece en la medida en la que aumenta su ira y vive atormentado por sus recuerdos, en soledad. No sabe manejar sus poderes y llega a destruir lo que ama, pues fácilmente pierde su humanidad y deja salir a la bestia que lleva adentro.

Desde que Hugh Jackman lo interpretó, muchas mujeres lo incluyeron dentro de sus fantasías amorosas. Wolverine encarna al omnipoderoso macho alfa. Aun ahora en pleno siglo XXI, hay queretanas que buscan a este tipo de hombres como compañeros de vida, piensan que con amor y dedicación transformarán el interior atormentado de esta fiera en un lindo cachorrito. ¡Cruel error!

La violencia y las vejaciones siempre irán en aumento, lamentablemente, muchas de sus víctimas ni se darán cuenta de ello. Las mentiras, amenazas y cambios de humor del agresor, facilitan la sumisión. No siempre es fácil salir de esta situación tortuosa. Por ello, las mujeres se convierten en súper mujeres, capaces de trabajar, cuidar hijos, limpiar el hogar y resolver todos los asuntos del trabajo y de la casa con tal de no enfrentar la cólera de sus parejas. Pero ésta es infinita y tiende a manifestarse hasta en los hijos.

El día de ayer, un Wolverine región cuatro, de aspecto tenebroso, recibió su merecido. De nada le valieron sus amenazas y sus peroratas en las que manifestaba que por ser líder sindical era intocable. Después de muchos años de abuso y violencia, por fin se hizo justicia; la madre de sus hijos ha dado valerosa batalla. Sé que mi querida amiga se alzará con la victoria, a pesar de todas las falsedades y argucias legaloides que interponga este patán.

Les platico esta historia con el fin de llegar al corazón de cualquier lectora que viva una situación parecida, o bien de alguien que conozca a alguien sometida a una relación destructiva. ¡No permitamos que nadie violente, ni un segundo más, nuestro derecho a recibir un trato digno! Siempre existe una salida, cuando hay verdadera intención de dejar una vida de violencia.

Debo reconocer que en mi vida laboral he visto la cara opuesta del problema. Cuando una mujer es violenta, ésta puede ser mucho más letal que los varones, puesto que mezclan la fuerza y la falsa feminidad, logrando así la doble victimización de sus parejas, primero por el maltrato y luego al no atreverse a denunciar por vergüenza.

Analista polí[email protected]

Comentarios