¡Urgente recuperar el equilibrio de poderes!

Héctor Parra Rodríguez

¡Otra violación legislativa a la Constitución! Los ministros de la SCJN tienen la obligación de defender la constitucionalidad de todas las leyes que emanan del Poder Legislativo, evitar que mediante “albazos” legislativos alteren el orden constitucional. Esta vez los senadores aprobaron prorrogar la estancia del presidente de la Corte por 2 años más de lo permitido y prohibido por la Constitución, artículo 97, precepto que limita el periodo electivo a 4 años, además de prohibir la reelección. 
 
Existe enorme similitud al acto legislativo de Baja California que fue declarado inconstitucional por la Corte, al pretender extender el periodo de gobierno del actual gobernador, por medio de una simple adición a la constitución de aquel Estado.  
 
Quien promovió la actual inconstitucional reforma federal, argumenta que no se trata de un cargo de elección popular ¿Y la Constitución no merece respeto? Además, como si se tratara de niños de primaria argumentó que los miembros del Consejo de la Judicatura pondrán en práctica las reformas a la nueva ley del Poder Judicial que ellos promovieron ¿Los demás integrantes del Consejo son incompetentes? Inepto el legislador del Verde Ecologista. 
 
Los diputados aprobarán lo enviado por sus homólogos morenistas. Integrantes del Consejo de la Judicatura afirman que no enviaron esa iniciativa ¿Pero? Cualquier constitucionalista sabe que lo aprobado por los senadores adolece de inconstitucionalidad, verdad legal irrefutable. De publicarse la “deforma legal” ¿Qué caminos tienen los ministros? Existen tres salidas. Una, aguantar el “arbitrario ejercicio del Poder Legislativo”, dada la sumisión demostrada por el presidente Zaldivar, es probable. Segunda, promover la inconstitucionalidad de la norma ante ellos mismos, quienes tendrían la responsabilidad de defender la Constitución.  Arturo Zaldivar Lelo de la Rea, presidente de la Corte ha guardado silencio. Tercera opción. Éste podría negarse a continuar el periodo más allá del que fue electo, renunciar voluntariamente al “obsequio personalizado” para invalidar, de hecho, la abusiva contrarreforma. 
 
¡Urgente recuperar el equilibrio de Poderes! La SCJN tiene la responsabilidad de consolidar ese principio, le corresponde ser el guardián de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es la única instancia facultada para ello. Su deber, obligación y atribución constitucional es contener cualquier intento de abuso de poder. Si los políticos doblegan a la Corte, nuestro Estado de Derecho corre el peligro de desaparecer.

Comentarios