Un gran ejercicio de voluntad colectiva | Querétaro

Un gran ejercicio de voluntad colectiva

Jorge Gutiérrez de Velasco

Desde  octubre del año pasado, un grupo de expertos técnicos de 31 Instituciones de Educación Superior (IES) nos embarcamos en una empresa de gran alcance, pero, sobre todo, de gran impacto para la educación enfocada en los sectores aeronáutico y espacial de nuestro país. 

A este esfuerzo, liderado desde la UNAQ, se han sumado grandes organizaciones públicas y privadas que, con mucha voluntad, pero sobre todo con gran visión, han aportado su experiencia y conocimiento para conjuntar capacidades, expectativas y sobre todo mucha inteligencia colectiva con un objetivo común, atender de mejor manera, para el desarrollo de nuestra nación, al sector aeronáutico y espacial con presencia en 20 entidades federativas.

De este apasionante ejercicio han surgido importantes resultados preliminares de gran interés para los que nos relacionamos directamente con el tema, y de invaluable valor para quienes pretendemos aprovechar dicha inteligencia lo mismo para la adaptación de nuestra oferta educativa, que para el lanzamiento de iniciativas cuya pertinencia se sustente en las necesidades expresas de la industria aeronáutica y espacial en el corto, mediano y largo plazo.

Los que hemos participado en este trabajo de amplia colaboración educativa nacional, reconocemos que, más allá del esfuerzo que ha significado el disponer de tiempo, haciendo convivir la agenda institucional con la de este proyecto, se ha podido transformar la óptica y se han sentado las bases para una colaboración permanente y fructífera, sobre todo.

Hoy sabemos por ejemplo, que el 43% de los programas educativos universitarios se enfocan en la sub industria de la manufactura componentes y subsistimos para aeronaves, el 11% en programas para el Mantenimiento, Reparación y Overhaul (MRO por las siglas en inglés) de aeronaves y sistemas, un 15% sin programas enfocados en los Servicios de Ingeniería, un 6% en formaciones para las operaciones aéreas y un 26% en formaciones transversales a las anteriores, en total de 19 programas educativos desde nivel Técnico Superior Universitario hasta Doctorado.

Este relevante ejercicio de inteligencia colectiva ha sido posible gracias a la generosidad y profesionalismo de instituciones como el Instituto Politécnico Nacional, Instituto Tecnológico de Chihuahua, Instituto Tecnológico de Ensenada, Instituto Tecnológico de Hermosillo, Instituto Tecnológico de Querétaro, Instituto Tecnológico de Tijuana, Instituto Tecnológico Superior de Irapuato, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Sistema CETYS Universidad, Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec, Universidad Aeronáutica en Querétaro, Universidad Autónoma de Baja California, Universidad Autónoma de Chihuahua, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Universidad Autónoma de Nuevo León, Universidad Autónoma de Zacatecas, Universidad Marista de Guadalajara, Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Politécnica de Aguascalientes, Universidad Politécnica de Apodaca, Universidad Politécnica de Chihuahua, Universidad Politécnica de Yucatán, Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo, Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, Universidad Tecnológica de Guaymas, Universidad Tecnológica de Hermosillo, Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl, Universidad Tecnológica de Nogales, Sonora, Universidad Tecnológica de Tijuana, Universidad Tecnológica del Sur de Sonora y Universidad Tecnológica Metropolitana de Mérida. Para todos ellos mi agradecimiento por el esfuerzo. Para todos ellos, mi gratitud y admiración permanentes.
El próximo septiembre habremos de entregar este trascendente producto colectivo, con la convicción de que su utilidad será no solo reconocida, pero sobre todo valorada como lo que es, un gran ejercicio de inteligencia y -agregaría- voluntad colectivas, digno de continuar para beneficio de México. 

@Jorge_GVR

Comentarios