24 / julio / 2021 | 09:44 hrs.

Un día después del coronavirus, ¿qué haremos?

Mario Antonio Morales

La pregunta se planteó en las redes sociales. Las respuestas vinieron en cascada, desde comer tacos, bailar, por aquello del final del film de Jojo Rabbit,  hasta ir a la playa. Ninguno de los seguidores del Facebook refirió a continuar con el hábito de la higiene, obligado a fortalecer en nuestras escuelas, clínicas, comercios, industrias, viviendas, y en todo aquel espacio con flujo de personas.

Los expertos, señalan como una gran lección del coronavirus, el que gobierno, sectores productivos y sociedad civil, determinen el tema sanitario a nivel de seguridad nacional, con un plan permanente como el que se ejecuta en Protección Civil a la hora de una contingencia natural dígase, un terremoto o huracán.

Los buenos hábitos en limpieza deberán componer una campaña obligatoria, y entenderse como aquel parteaguas que no quede en el olvido. El punto central tendrá que ser entonces, la educación.

Desde una PyME en Querétaro, emprendedores e investigadores, comenzaron una labor titánica para unir esfuerzos en pro de una desinfección integral de espacios cerrados ante el cruce de escolares, pacientes, trabajadores, consumidores, según el caso, que provoca una “contaminación cruzada”.

Unieron productos y servicios certificados, Biorgánicos Robech y Green Disinfection; hoy, con ocho años de experiencia, presencia en 10 estados de la República, de la mano con la administración queretana para faenas de desinfección por ejemplo, en el llamado Qrobús, el transporte público de la ciudad, ambos entes, no se dan abasto.

El director comercial de Biorgánicos Robech, Gerson Echeverría, recordó que en el año 2012, luego de investigaciones y comprobar su efectividad, una iniciativa 100% natural, bautizada como exmicror, se puso a consideración de un mercado ávido de un desinfectante, inocuo, biodegradable, con acción antimicrobiana eficaz para la eliminación de bacterias, y comprobado por la Secretaría de Salud, la UNAM, laboratorios con registro EMA, y Cofepris.

Con la directora comercial de Green Disinfection, Konstanze Brunecker, su aliado en un frente de acción integral, hoy exigido por el coronavirus, Echeverría, reveló que una combinación de semillas de cítricos como la toronja, lima, limón y mandarina, han conseguido una alta efectividad del 99.9%, sin daño al ser humano. “Recurrimos a nuestras raíces mayas y aztecas, logramos protocolos propios para la lucha contra microorganismos como la influenza”.

Brunecker, añadió que Green Disinfection “nació de la necesidad de tener una manera de eliminar el riesgo de contagios sin crear otro riesgo, la toxicidad. El desinfectante, exmicror, nos permitió lograr ese objetivo pues no usa cloro ni alcohol, no crea resistencia, no hace ningún daño a las células humanas, reduce contagios y brotes de virus, ausentismo estudiantil y laboral, y así asegura el bienestar de sus comunidades”.

Los beneficios que genera a sus clientes son muchos y hacen que el servicio llamado sidex, sea una opción ideal para una amplia gama de establecimientos. Desde escuelas, oficinas y hospitales hasta empacadores de alimentos, hoteles, casas hogares, espacios de coworking, restaurantes y el propio hogar.

45 colegios en Querétaro, ya cuentan con  este servicio integral de desinfectación, que no fumigación, con póliza de garantía incluida. Investigación y desarrollo de una microempresa asentada en la Ciudad de Querétaro, dispuesta al mayor reto, luego del Covid-19, a que no se relaje o se interrumpa, el buen hábito por la sanidad. Hacer de este, un estilo de vida.

 

[email protected]

Comentarios