20 / junio / 2021 | 00:04 hrs.

Un alto total a la inseguridad

María Alemán Muñoz-Castillo

La importancia de votar radica en poder cambiar el rumbo de nuestra ciudad. Ya tuvimos tres años de un mal gobierno que busca reelegirse, un gobierno que se ha olvidado de los problemas del municipio y que se ha dedicado a hacer nada. Hoy problemas como la inseguridad, las inundaciones, el desempleo, la pobreza son nuestra carta de presentación, eso es lo que hemos sacado con el PAN de Luis Nava. Para poder cambiar las cosas necesitamos hacerlo juntos, rápido y bien, no podemos perder más tiempo, por eso todas y todos tenemos que salir a votar.

Para retomar el rumbo en materia de seguridad, mi propuesta se basa en realizar una reingeniería de toda la estructura de la Secretaría de Seguridad, dar mejores salarios, reconocimientos y sobre todo crear corporaciones especializadas por zonas, porque la inseguridad del municipio no es la misma en el centro que en la región norte. No puede volver a haber un gobierno que ni siquiera conozca los problemas de la ciudad.

Pero para entender mejor la situación veamos la realidad tal y como es: de acuerdo con el INEGI, la incidencia delictiva aumentó entre 2014 y 2019 casi un 40%. Esto es inaceptable. Pasamos de ser una de las ciudades más seguras del país a una ciudad donde la gente está volviendo a vivir con miedo. Además, la percepción de la gente en materia de seguridad pública refiere que el 66.2% de la población considera que la inseguridad es el problema más importante del estado y el 44.5% de la gente considera que vivir en su entorno es inseguro.

La falta de una estrategia de seguridad de acuerdo con las necesidades del municipio ha tenido como consecuencia que en la actualidad haya un incremento considerable en todos los delitos. 

Si seguimos con el mismo tipo de gobierno sabemos qué pasará en materia de seguridad, por eso, es importante tener una visión integral de la situación de todo el municipio, conocer la problemática de cada colonia y de cada negocio, trabajar de abajo hacia arriba.
Vamos a realizar una semaforización basada en los índices de cohesión social para la prevención de la violencia y la delincuencia colonia por colonia y barrio por barrio; para definir el tipo y grado de intervención de la autoridad municipal en cada uno de los rincones de nuestra ciudad.

Soy una creyente y estoy convencida del modelo de prevención implementado por los CIPRESES. Estos centros se suman a la tarea que realiza la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, al consolidar a la policía de proximidad y generar oportunidades para quienes no las han tenido, mediante programas deportivos y culturales. Por ello, me concentraré en revivir cada uno de ellos y aumentar este tipo de infraestructura de espacio público urbano.

Hacia afuera: la ciudad puede ser dividida en 5 zonas, cada una a cargo de un subdirector de seguridad. Esto nos ayudará a focalizar la atención en materia de seguridad, con base en los tipos de delitos cometidos por zonas y una especialización de las fuerzas policiales.

Tener grupos especializados de atención a la delincuencia es necesario en una ciudad con tanto crecimiento; creemos que es una estrategia que nos puede ayudar a (re)conocer y resolver de raíz los problemas de violencia. 

Comentarios