Últimas cartas

Enrique Guerrero

Se reanuda el Guard1anes 2021 y este domingo Gallos Blancos se puede decir que le tocará “bailar con la más fea”.

Y es que los Tigres de Ricardo Ferretti, flamantes campeones de la Concachafa y subcampeones del Mundial de Clubes, pese a que no atraviesan por un buen momento en la Liga, sabemos que en cualquier momento pueden despertar, más aún cuando es un equipo acostumbrado a apretar en las últimas jornadas para clasificar, y ya en Liguilla no hay quien le ponga un alto tan fácil.

Por eso para Gallos, aunque marcha invicto en casa, Tigres no será un rival a modo, menos cuando viene herido por sus malos resultados y porque además ha sido duramente criticado tanto porque lo califican como equipo viejo, que necesita renovarse desde técnico hasta jugadores, que su sistema es obsoleto, y por las recientes pifias del argentino Nahuel Guzmán, al que le meten goles desde media cancha por confiado.

Gallos, ya hemos dicho que es ‘bipolar’, fuera de su gallinero es un cheque al portador y dentro de este, se muestra fuerte y seguro, aunque a veces peca de temeroso cuando quiere conservar un marcador a favor.

Eso también lo sabe Tigres, que seguramente ya estudió bien a los emplumados y querrá ser el que les rompa el invicto en el Corregidora.

Será pues un partido de pronóstico reservado, ya que Gallos sí sigue en su postura de ganar todo lo que se pueda en casa, podrá salir avante, pero si el Pity opta por poner el camión atrás al saber de la peligrosidad del rival, puede llevarse una desagradable sorpresa.

Algo muy cierto es que ambos equipos deben salir a darlo todo ya que sólo le restan cinco jornadas a la fase regular y ninguno tiene asegurado el boleto de repechaje, que es para los que aparecen entre los 12 primeros de 18 participantes.

Los queretanos ocupan el lugar 10 con 14 puntos y los Tigres son el 14, con 12 y un juego pendiente, así que ambos saben que el camino ya es corto, y que si no hay reacción inmediata, se pueden quedar fuera.

El duelo se jugará el domingo como ya mencioné, a partir de las 19 horas en el estadio Corregidora, aún a puerta cerrada, ya que las autoridades sanitarias del Estado, consideran que todavía no es tiempo de seguir el mal ejemplo de otras plazas que han abierto al 30% la capacidad de sus escenarios sin importarles que la pandemia por Covid-19 sigue atacando con más fuerza. 

 

Hasta la Próxima.

Comentarios