UAQ, ejemplo de universidad pública autónoma

José Alfredo Zepeda Garrido

La Universidad Autónoma de Querétaro se ubica como una de las diez mejores opciones de instituciones de educación superior en México. Con más de 33 mil estudiantes, es la de mayor relevancia en Querétaro, bien reconocida a nivel nacional e internacional por su calidad académica en las diversas áreas del conocimiento. Su prestigio está fundamentado en las acreditaciones y certificaciones de los programas educativos que ofrece, tanto en licenciatura como en posgrado, así como en las decenas de miles de egresados que han contribuido al progreso de la entidad y de México; además, un tanto de sus egresados de posgrado se han integrado profesionalmente a países de América Latina, a Estados Unidos y Canadá, así como en el continente Europeo.

Las aportaciones de la UAQ, producto de la investigación, han venido creciendo notoriamente en las últimas décadas, asociadas a las políticas institucionales de apoyo y promoción de las labores generadoras de conocimiento, orientadas principalmente en la atención de los requerimientos para desarrollo de Querétaro y del país. La cultura y las artes han sido también unas de las componentes distinguidas en el quehacer de nuestra Máxima Casa de Estudios.

Como pruebas objetivas del magnífico desempeño del personal académico y de la institución, se pueden señalar algunas de ellas: Los proporción de profesores posgraduados de tiempo completo y su pertenencia al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt; los 119 programas de posgrado que imparte, de los cuales 32 son de especialidad, 64 son de maestría y 23 de doctorado, la mayoría de ellos reconocidos y registrados en el Programa Nacional de Posgrado de Calidad del mismo Conacyt, además de la cantidad de Cuerpos Académicos que tienen reconocimiento de la SEP. Deben subrayarse también los 113 programas de licenciatura y TSU que imparte con excelente calidad, así como su bachillerato.

La UAQ ha dispuesto de recursos crecientes para el otorgamiento de becas para los estudiantes que las requieren y cuentan con el desempeño académico que les hace merecerlas, nadie se queda fuera de la UAQ por falta de recursos para el pago de inscripciones.

El criterio de admisión para los aspirantes al bachillerato, una carrera profesional o un posgrado, es académico, no económico. Existen limitaciones que pueden impedir la admisión de todos los aspirantes, a causa de la infraestructura disponible y por los criterios académicos de selección que buscan la calidad educativa y la mayor certeza de éxito de los estudiantes al cursar el programa que pretenden así como su cabal desempeño luego de ser egresados, en bien del estado, del país, de ellos mismos y sus familias.

La UAQ merece la mayor atención y apoyo, por su prestigio y por su contribución a Querétaro y al país; su sostenimiento y engrandecimiento nos atañe a todos, principalmente al gobierno federal y al estatal. La aportación de presupuesto a la UAQ es una inversión en la formación del capital humano indispensable para garantizar un mejor futuro para Querétaro y para su población, para elevar la calidad de vida a través del aprovechamiento de la inteligencia entrenada, eso es lo que han hecho las naciones más prósperas del mundo.

 

 

Comentarios