Tu voto, tu destino (4)

Filiberto López Díaz

“En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.”, escribió Santiago Ramón y Cajal y esto, en virtud de que esta… persona, comenzó auto llamándose como un legislador de EE. UU, desconociendo antecedentes y contienda política en ese país y se dice “civilizada”, ignorando que, la RAE española define este adjetivo como: “Persona que se comporta de manera educada y correcta”, situación que ha ignorado en su vida pública; otra… persona, se hace propaganda intentando tapar un bache con chapopote y a mano limpia; otra… persona lo hace, empujando una patrulla de la policía estatal supuestamente averiada; otra… persona se promociona abrazando hipócritamente a gente humilde mientras otros van por Querétaro acompañados cuando más con 7 personas. Promesas y ya no me extrañaría que, alguna (o) de los 10 suspirantes a sentarse en La Casa de la Corregidora llegasen a prometer abrir una mina de ópalo, ágata o mármol en pleno… Centro Histórico, o bien, decir que bajo su administración el Río Querétaro, sustituirá al… Canal de Panamá. Los decibeles de ofrecimientos por instalar en nuestro estado la Tierra Prometida, no tienen parangón, como tampoco los insultos, denostaciones y siendo tan ingenua esta… persona, al imaginar dentro de su ignorancia supina que, las fotografías en donde aparece con políticos de altura la harán triunfar. Todo indica que, ellas (os) se autoengañan con un éxito lejano, basado en las supuestas debilidades del oponente y no, en sus propias fortalezas y las de su partido.
Se notan los valores o ausencia de ellos de dos candidatos que tienen posibilidades de un triunfo, los demás son artículo de relleno de grilla desechable y habrán tenido sus cinco minutos de “gloria”, pues sus endebles espíritus enquencles, vacíos y oscuros, si bien tienen el derecho de competir, esto no los mejora como seres humanos; es decir, en sus campañas van procrastinando (¡corra al diccionario!) a viento y marea. Pulula por ahí una… persona, desconocida por la juventud y por quienes recién han obtenido su credencial del INE, nos lo han expresado a varios catedráticos universitarios que, no van a votar por ella y, quienes la conocen bien, por eso menos… votaran por ella. Es decir, como escribió Tomás de Kempis en “Imitación de Cristo: Vanidad de vanidades es vivir aspirando a honores y a ser elevados a las altas posiciones”. (Continuará) 

 

Especialista en Derecho del Trabajo, 
Certificado por el Notariado de la Unión Europea.

Comentarios