Tu voto, tu destino (3)

Filiberto López Díaz

No soy un docto en la numerología, pero sí un inquisidor intelectual. Usted está leyendo estas líneas el tercer (3°) día de la semana; es decir, el miércoles 07 y si usted los suma, obtiene el número 10, igual al de las personas que aspiran gobernar Querétaro; sin embargo, si pone el cero a la izquierda, queda el uno; es decir, que sólo una persona, por Ley y Lógica, nos gobernará. Por otro lado, si a las letras de nuestro actual alfabeto le damos un número (Gematría) por ejemplo, la A=1; B=2 y, así sucesivamente, la palabra MORENA suma 68 y 6+8 son 14, además, 1+4 nos da 5. Ahora bien, si sostiene la misma enumeración, el PAN da como resultado 30; es decir P=15; A=1; N=14 y la suma es 30. La diferencia es de 25 puntos, mismos que a mi juicio es y será la diferencia de votos entre el ganador Mauricio Kuri y Celia Maya ella, cuando más, en segunda posición. Si atendemos a una definición popular, se entiende por “numerología cualquier creencia en la relación mística entre un número y uno o más eventos coincidentes. Es también el estudio del valor numérico de las letras en palabras, nombres e ideas”. Ni bien había iniciado el domingo de Pascua, cuando los aspirantes a ocupar la silla del Palacio de la Corregidora, ya se estaban lanzando en la busca del voto popular. Obvio, por diversas causas y motivos, éstas serán en gran porcentaje por vía de redes sociales en la cuales ya observamos parte de algunos cibernautas, mentiras, agresiones, insultos, denostaciones y bajezas de todo tipo; empero la confrontación de ideas, propuestas realizables y experiencia en lo más alto de la política, determinará el triunfo de un solo contendiente, como lo expresamos. Nos encontramos con dos personas y proyectos opuestos e irreconciliables; por un lado, la seriedad, profesionalismo y experiencia; por el otro: El alboroto, amateurismo e impericia. El primero evoca: Desarrollo, educación y trabajo; la segunda: Estancamiento y posterior retroceso social, invasión de predios, calles, espacios hasta ahora públicos, comercio y acciones ilegales con ignorancia y holgazanería. Los opuestos no se juntan; se repelen y de ello la sociedad y principalmente las mujeres y, los jóvenes ya han dado fe pues serán las nuevas generaciones con mentes frescas, abiertas a los cambios e ideas adecuadas a nuestra época, las que darán como resultado, un solo ganador; es decir, la contienda es entre Inteligencia vs. Entrañas. (Continuará) 
Especialista en Derecho del Trabajo, 

Certificado por el Notariado de la Unión Europea

Comentarios