18 / septiembre / 2021 | 05:26 hrs.

Tres años del triunfo del pueblo

Fernando Islas

Hace 3 años que México entero fue testigo de la llegada de la democracia después de dormir un sueño de prácticamente nueve décadas, el triunfo del pueblo es sin duda un momento histórico para todas aquellas personas que desde diferentes trincheras combatimos los estragos de la intolerancia que caracterizó al viejo regimen, que encontró en la represión y corrupción una forma de gobierno que acabó apenas en 2018.

Hoy a prácticamente la mitad del periodo encabezado por el compañero presidente, Andrés Manuel López Obrador, el trabajo realizado por el Gobierno de México ha tenido resultados exitosos y comprobables, los discursos sustentados en la demagogia han quedado atrás y las políticas entreguistas son cosa del pasado. Para muestra basta observar el impulso que ha tenido el sector energético en nuestro país, contrario al período neoliberal donde las administraciones pasadas hicieron hasta lo imposible por rematar la soberanía nacional al mejor postor. 

Y es así como en tan sólo tres años los excedentes de Petróleos Mexicanos aumentaron 300 mil millones de pesos más que cuando la actual administración recibió el control de la paraestatal más importante de la nación, por ello es que Pemex actualmente aporta un promedio de 2 mil 138 millones de pesos a las arcas fiscales. Justamente tocando el tema de recaudación fiscal, se terminaron los absurdos beneficios que tenía la élite empresarial, que gozaba de inmunidad fiscal a costa del empobrecimiento de los que menos tienen, contrario al pasado esta administración recaudo en promedio 200 mil millones, en el primer trimestre, sumado a esto se encuentra la excelente labor del Dr. Santiago Nieto Castillo que al frente a la UIF ha dado golpes certeros al crimen organizado, congelando alrededor de 250 millones de pesos vinculados con la trata de personas y por si fuera poco empresas como Twitter, Amazon, Booking, Apple, Adobe, Claro Video, Google y Uber se dieron de alta ante el SAT y después de años de no hacerlo, hoy ya pagan impuestos. 

El apoyo a la clase trabajadora es evidente, no sólo el salario mínimo ha aumentado de manera significativa, sino que prestaciones laborales como el acceso a la salud y a una vivienda digna han sido modificadas para brindar mayor beneficio a las y los trabajadores que no sólo reciben el crédito de manera directa, sin intermediario alguno, sino que gozan de hasta un 75% de descuentos en el pago de sus mensualidades ante el Infonavit. 

Los programas sociales han tenido alcance y vigencia importante gracias a la política sustentada en la austeridad republicana, los sectores más importantes como los jóvenes y los adultos mayores encuentran en la política social de AMLO una garantía para poder desarrollar sus proyectos de vida de manera óptima y viable. Sin lugar a duda el trabajo para reconstruir la patria, aún tiene varios pendientes, pero mientras la política Obradorista sea la que guíe esta nación, no hay nada más que buenos augurios para un pueblo mexicano que merece que la tan anhelada justicia histórica se haga presente en todos los aspectos de la vida pública de México. 

Tres años después, el pueblo pone y el pueblo quita. ¡Es un honor estar con Obrador!

Comentarios