Sobre las nuevas medidas de salud y el deber de las universidades | Querétaro

Sobre las nuevas medidas de salud y el deber de las universidades

Carlos Contreras

Será necesario fomentar escenarios de socialización asertivos.

El comunicado del gobierno del estado con respecto al uso, ahora sugerido del cubrebocas, marca un parteaguas desde el inicio de la pandemia derivada de la enfermedad causada por el virus SARS-COV-2. Dicho comunicado estipula, entre otras cosas, dos puntos que son fundamentales. Por un lado, se argumenta la apertura de los aforos al 100% de su capacidad, es decir, se dejan de lado las medidas de aforos con porcentajes y se permite el libre acceso a lugares públicos; y por el otro, se comentó que la utilización del cubrebocas es una decisión personal y queda en manos de las y los queretanos el utilizarlo —salvo en casos de síntomas agudos de enfermedad respiratoria—.

Este comunicado es importante para nuestra UPQ y para las demás universidades por el trasfondo pedagógico que hay subyacente, me explico:

La postura de la Secretaría de Educación en el estado siempre ha sido que el retorno a clases presenciales es seguro y que no disparará los índices de contagio, como esgrimían algunos detractores. Las escuelas públicas y privadas de todos los niveles, pero sobre todo las universidades, la UPQ particularmente, fue punta de lanza en el sano regreso de sus estudiantes a clases cuando el regreso era inminente. En esta nueva etapa de la pandemia en la que el uso del cubrebocas es opcional, son de nuevo las universidades las que pueden marcar el parangón de cómo volver a una normalidad.

Las universidades son las encargadas de sembrar en la cabeza y el corazón de sus estudiantes, no solo conocimientos áulicos, sino formas de ser y formas de socializar plausibles a su sociedad. Será necesario fomentar escenarios de socialización asertivos, en los que se respete a los que deseen utilizarlo y a quienes no, sin menoscabo de unos ni de otros. Esta nueva realidad nos exige, aun más, el cuidado personal y el respeto a la manera de cuidarse del otro, y las universidades tienen la obligación de ser garantes de estas nuevas formas de relacionarnos al interior y el exterior de las aulas, para que se replique en la población que habita nuestro estado. Cierto estoy de que la UPQ y todas las universidades con ella, generarán procesos de nueva socialización y nuevos cuidados, ahora con esta nueva opción, el futuro es prometedor y la educación en nuestro estado lo irá encaminando.

La pandemia no solo trajo consigo la enfermedad, también hizo meya en nuestros procesos de sociabilización, en un primer momento de la misma, todos teníamos una profunda añoranza por el otro, pero nos vimos obligados a aislarnos, a alejarnos físicamente de familiares y amigos; pero también hizo nacer en las personas un distanciamiento con el otro, llegamos a tener miedo unos de otros. Es tiempo que demos valor a la cercanía, a la fraternidad, a la solidaridad y al esfuerzo mutuo. Cerca de 15 mil queretanos y no queretanos corrieron este domingo el “Querétaro Maratón 2022”.  

Todos estos corredores, tal vez sin atisbarlo, dieron el mensaje: Querétaro está listo para enfrentar la pandemia con estas nuevas medidas de salud. 

Comentarios