Senadores y traidores

Guillermo Tamborrel

Una mayoría de barbajanes investidos de Senadoras y Senadores de la República en un acto más que repudiable votaron a favor de otorgar, en un transitorio de una ley secundaria, una extensión de tiempo a la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación violando burdamente la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) que señala el periodo máximo para el cual un Ministro de la Corte puede ser elegido como Presidente de la misma.

Entiendo que en ocasiones el hecho de presentar una determinada iniciativa obedece más a una razón política coyuntural que a enriquecer y actualizar el marco jurídico mexicano o el de corregir el sentido y hasta la redacción de una parte de una ley determinada. Desgraciadamente en esta ocasión la propuesta y que para colmo fue aprobada implica una clara y contundente violación a la CPEUM y ello me parece sumamente grave por diversas razones. 

La primera es que la violación es tal que no cabe interpretación alguna en la que alguien medianamente inteligente pudiera pensar que la extensión de tiempo pudiera ser constitucionalmente valida. Ello significa que el Senador por Oaxaca, Raúl Bolaños-Cacho Cué del PVEM, debió actuar con dolo. Ello me parece repugnante y una traición a la CPEUM. Además es hasta tonto ya que la inconstitucionalidad de su propuesta tarde o temprano iba a saltar a la vista de todos. Peor aún si la propuesta no es de su autoría y actúo por encargo.

La segunda razón esta en la respuesta de la mayoría de Senadoras y Senadores que la votaron a favor. O son absolutamente incapaces y no conocen su función ó no actuaron con la responsabilidad y atención que su encargo merece y votan por encargo sin análisis ni reflexión previa alguna. O peor aún, motivados por intereses políticos, mezquinos y ruines,  actuaron con dolo y a sabiendas de que estaban violando flagrantemente la CPEUM. Cualquiera que haya sido su razón es absolutamente reprobable. Destrozaron, por ignorancia o por irresponsabilidad o bien deliberadamente, al estado de derecho al violar la CPEUM con tal descaro que pudiéramos calificar su acción como una traición a México.

Finalmente les expreso que el hecho de que el Sr Presidente no haya reprobado firmemente la extensión en comento sino todo lo contrario, me parece igualmente repudiable. Recordemos que el Lic. López Obrador al tomar protesta como Presidente de la República se comprometió a respetar y a hacer respetar la CPEUM y en esta ocasión no lo hizo. Desgraciadamente no cumplió con la palabra empeñada.

Fuente de los Deseos: Ojalá las y los Senadores de la República se comporten a la altura de su investidura y analicen lo que votan. Ojalá entiendan que una de sus funciones es la de hacer contrapeso al poder ejecutivo y que ello significa apoyar lo que sea bueno para México y también rechazar lo que vaya en su perjuicio siempre en apego a la CPEUM.

Comentarios