Se agotó Julio y con él, negocios emblemáticos en el paso citadino

31/07/2020
08:12
-A +A

“…Si queremos alcanzar nuestro destino, entonces necesitamos más ideas nuevas, más mujeres y hombres sabios, más libros buenos”. 
John F. Kennedy 

La noticia voló como las páginas de nuestra obra favorita. Apenas tuvo la primicia el Gran Diario de México y fue tendencia la despedida de la librería-cafetería ícono de la cadena Gandhi ubicada en el barrio de Chimalistac, al sur de la Ciudad de México.
Hablamos de un punto emblemático en el paso diario del trajín capitalino. Convocó a mucho más que la compra o consulta de un libro, la reunión misma del pensamiento para muchos.

¿Qué pasó con su estupenda publicidad? me preguntó la periodista Clara Torres, avecindada hoy, en la campiña queretana. Se refería a los espectaculares que impulsó Alberto Achar, sobrino del fundador, con frases por demás inquietantes, en el color amarrillo de la marca. Impacto visual y creativo que no requería de grandes inversiones, me reveló en un encuentro. Pero ni ello, tuvo esta vez, la efectividad frente a la pandemia y crisis económica.

Gandhi, sucumbió al Covid, con todo y su historia, fue la percepción de la mayoría de los cibernautas. Otras voces, señalaron que la mítica sucursal se mantenía alicaída desde tiempo atrás. La cadena de librerías forjó una expansión en 44 puntos por el país, también al interior de tiendas departamentales y de autoservicio. Se alzó como una de las cadenas más destacadas en Latinoamérica.

Con el cierre de esta librería concluye un capítulo en la historia de la marca que creó Mauricio Achar, en la década de los setentas; el, anheló un sitio donde el visitante amante de la lectura pudiera leer, tocar y convivir gracias a los libros.

Por cierto, que, en torno a la FIL de Guadalajara, la más importante en Iberoamérica, se habla de más cancelaciones de editoriales y libreros, aun cuando se transfirió su fecha de realización para fin de año. Se rescatará lo posible, dijeron los organizadores de la feria de mayor peso y convocatoria en habla hispana. Será un encuentro racionado.

¿El home school y la incertidumbre con el nuevo ciclo escolar, la puntilla para librerías y papelerías?

En capitales como Querétaro, se admite que el desplome de ventas tanto en negocios independientes como franquicias ha sido del 80%. “La contingencia sanitaria ha traído efectos diversos en el mundo editorial, entre ellos, que las mismas casas editoras pongan a disposición de los lectores cada vez más textos en formato digital”. Las librerías entonces se vuelven poco prescindibles, admiten sus empresarios.

Y en torno a las papelerías, en una competencia desigual por las grandes marcas, esta vez la pandemia barrió con todo el sector; se acusa que las clases online han ocasionado ya un desplome de entre 70 y hasta el 90% en sus ventas. La fatalidad apunta a la propia sobrevivencia de puntos de venta.

Como puntilla, las ferias populares de regreso a clases se cancelan; el dirigente del comercio organizado en Querétaro, Carlos Habacuc, admitió que no existen las condiciones para llevar a cabo este evento favorable a la economía de los padres de familia. Por la actual situación sanitaria no hay forma de que se lleve a cabo y no se encontró una fórmula para su realización virtual, en todo caso.

Se busca en la entidad cómo salvar con apoyos económicos a un sector que ya no ve lo duro sino lo tupido.

[email protected]

Comentarios