Salvando a Morena | Querétaro

Salvando a Morena

Fernando Islas

Desde que el CEN de Morena anunció que se llevaría este ejercicio, viejos lobos de la política han echado a andar su maquinaria

Las siguientes semanas serán cruciales para el partido obradorista, su proceso interno para renovar los órganos de su dirigencia ha levantado todo tipo de emociones, por un lado se abre la puerta para que la ciudadanía participe en las decisiones, lo cual asegura el crecimiento del partido, sin embargo el riesgo radica en que las organizaciones acostumbradas a fomentar el voto corporativo buscarán participar para tener representación al interior.

Desde que el CEN anunció que se llevaría este ejercicio, viejos lobos de la política han echado a andar su maquinaria, regresando con sus agrupaciones a las cuales invitan a participar en la votación que se llevará a fin de mes, les prometen de todo con tal de asegurar un burdo acarreo el día cero y así garantizar un lugar en su respectivo consejo estatal. Este fenómeno se está dando en todo México, por lo tanto Querétaro no se salva y de primera mano sé que habrá circo, maroma y teatro por parte de actores de casa y los que aún no oficializan su residencia en  Morena.

Como cubetada de agua fría le cayó a más de uno, que sentía seguro hasta 2024, el anuncio no oficial de que el elegido por el dedo de Mario Delgado había señalado a uno de sus ex compañeros de bancada, cuya mejor labor como legislador fue el saber ser útil para el actual titular del CEN mientras daba la batalla para llegar a dicho cargo, y es justo en los pasillos de la sede local donde se habla de un distanciamiento entre quien hoy todavía presume la estafeta y quien por lo menos ha asegurado el apoyo del ex coordinador de la bancada de Morena en la cámara federal.

De manera discreta se encuentran los ex candidatos que protagonizaron el peor descalabro de Morena en el estado, en especial un notario cuya imagen está más ligada al PAN que al partido del presidente, este personaje se ha dado a la tarea de reunirse en diferentes municipios con una doble intención, la de generar afinidades para la integración del futuro Consejo y por qué no, una posible estructura electoral para contender por un escaño en la Cámara alta, situación que vislumbra lejana, principalmente por la fortaleza de quien hoy nos representa en el senado y que cuenta con el apoyo de las bases Morenistas. Quien también ha echado a trabajar a sus huestes es la eterna candidata de los partidos de izquierda en la entidad, recalcó de los partidos de izquierda, porque  ella no representa de ninguna manera la izquierda local, de mano de su eterno asistente, está buscando colocar gente afín en el órgano de dirección en disputa.

De manera discreta están los peones del grupo de René Bejarano, quienes con alianzas poco estratégicas buscan hacerse notar en la próxima jornada electoral. Por último se encuentra la militancia que ha acompañado al presidente desde hace más de dos décadas, desde su período como dirigente del partido del Sol, pasando por las batallas del desafuero y fraudes electorales, hasta la presente defensa del proyecto alternativo de nación, justo en la militancia está puesta la esperanza de Andrés Manuel, quien confía en la organización de la auténtica sociedad civil para estar al frente del partido que él fundó para impulsar la transformación en México.

Tiempo al tiempo, hoy sólo el pueblo organizado puede salvar a Morena.

Comentarios