Clase

Riesgoso el regreso a clases presenciales

José Alfredo Zepeda Garrido

Existe el gran deseo de regresar a las clases presenciales, sin embargo, los riesgos persisten, la pandemia sigue amenazando y flagelando la salud de la población, si bien se aprecia que han disminuido las tasas de contagios del virus SARS CoV-2 en México y los decesos por la enfermedad.

En Querétaro se han restablecido muchas actividades, con base en el “semáforo verde”, los nuevos contagios que oficialmente se informan han sido menores de treinta al día desde el pasado 2 de junio y los fallecimientos por Covid-19 han disminuido.

En algunos estados, como Quintana Roo, se han registrado tendencias a la alza.

Si bien se ha avanzado en la vacunación contra el coronavirus, la cual ha atendido parcialmente a ciertos grupos de población, como es el caso de los adultos, parte del sector salud y con mayor atención en el personal de las instituciones educativas, queda mucho por hacer. Muchos adultos mayores no han sido vacunados con ninguna dosis y se desconoce cuántos recibieron las dos dosis necesarias. 

A nivel nacional se ha vacunado al 23% de la población con al menos una dosis (Secretaría de Salud, Gobierno de México); la expectativa es vacunar a 117 millones de personas de los 126 millones de habitantes que tiene el país. Se tiene considerado disponer de 250 millones de las vacunas AstraZeneca, Pfizer, Sputnik V, Sinovac y CanSino; así como la Johnson&Johnson.

Por lo anterior, al reanudar las clases presenciales en nuestro sistema educativo, evidentemente se darán las condiciones para el aumento de contagios, porque la mayoría de la población al no estar vacunada será vulnerable a contagiarse y padecer las consecuencias de gravedad asociadas. Asimismo, las personas que sí estén vacunadas podrán ser portadoras y contagiar el virus (aunque no tengan el riesgo de enfermedad grave).

Los niños y los jóvenes, así como los adultos, en la actividad educativa, tendrán el riesgo de contagiarse e infectar a quienes conviven con ellos, amigos, compañeros y familia. Nos encontramos aún lejos de tener vacunada a la proporción de población necesaria para detener los contagios y la denominada “inmunidad de rebaño”. Suponer que entre agosto y septiembre más del 75% de la población resulte inmune a la enfermedad es dudoso, según expertos. Hugo López-Gatell, subsecretario de salud, el mes pasado mencionó que era probable que para agosto o septiembre próximos México alcanzara la llamada inmunidad de rebaño y señalaba la esperanza de dar por superada la crisis sanitaria. Las autoridades aseguran que más de la mitad de la población, unos 60 millones de personas, ya se ha infectado de Covid-19. 

Muchos países muestran rebrotes graves de la enfermedad, además de las variantes que se han dado en el virus y con mayor virulencia, lo que aconseja prudencia en México.  

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, ha señalado que la mejor manera de combatir las variantes es vacunar pronto a la mayor cantidad posible de la población y continuar las precauciones, como el distanciamiento social y el uso de mascarilla, resaltó: “Los virus no pueden mutar a menos que se reproduzcan”.   

 

Ex rector de la UAQ.  
[email protected]  
[email protected]

Comentarios