Resistencia panista ante el Insabi

23/01/2020
05:47
-A +A

Los gobernadores panistas condicionan su ingreso al Insabi, promueven modificar el convenio de federalización de los servicios de salud. No a la adhesión a ciegas. Piden al gobierno federal se adecue el clausulado y cumpla con 6 requisitos para eficientar los servicios de salud. López Obrador, en su conferencia del lunes pasado, dio por hecho la adhesión del grupo de gobernadores, cuando no es así. El dolo en la mediatización de la información se frustró ante la realidad. Los integrantes de la Asociación de Gobernadores del Partido Acción Nacional proponen modificar el convenio de adhesión. Primera propuesta. Consideran como una prioridad la salud de las y los mexicanos, en donde el centro del sistema son los pacientes y sus familiares; pretenden construir un sistema de salud conjunto, no solo gratuito, sino de gran calidad; los gobernadores sostienen la gratuidad para la creación de un sistema de salud, que alivie el dolor de la gente. Exigen la conformación de una mesa técnica, con representación de todas las entidades y de la federación, para garantizar a la gente servicios gratuitos, con calidad, doctores, medicinas y equipo suficientes.

El Insabi necesita del respaldo de todos los gobernadores, independientemente del partido político al que pertenezcan, la salud no es un juego político. El Presidente se autorizó el largo plazo de un año para que funcione bien el servicio, evidencia de que las cosas no marchan bien con el nuevo instituto; entretanto, millones de mexicanos reclaman servicio de salud, misma que ponen en juego ante la falta de una adecuada planeación. Promueven la creación de mecanismos para el financiamiento que permitan asegurar un servicio de excelencia a las personas para futuras décadas. Piden concluir los proyectos de infraestructura puestos en marcha en toda la República. Quinta modificación al convenio, que se continúe atendiendo en los estados a todos los pacientes como lo venían haciendo, de forma gratuita, eficiente y atenta en el primer y segundo nivel, por deterioro del servicio. Sexta y última propuesta a López Obrador: “que transparente y defina el destino de 40 mil millones de pesos que pertenecían al Seguro Popular, conformada con recursos estatales”. La propuesta no le agradó al Presidente.

Los representantes del sector salud de los estados se reunieron con el secretario Jorge Alcocer; fue cordial, aunque no definieron si el Presidente acepta las condiciones. López Obrador, después de su “fake news”, afirmó que se habían sumado al Insabi los renuentes, a su vez, que los gobernadores están en libertad de adherirse o no al convenio. Lo cierto que social y jurídicamente les asiste la razón a los 9 gobernadores. No deben firman un convenio de federalización a ciegas, cuando el destino inmediato es el fracaso, por lo pronto no cumplen con las expectativas, no hay transparencia en el manejo del dinero. El Presidente abusa de las promesas, habrá un buen servicio de salud gratuito, dijo, cuando en realidad el Seguro Popular era bueno; debió fortalecerlo, no destruirlo. Las propuestas para brindar un mejor servicio de salud universal, obliga a transparentar el uso de 40 mil millones de pesos, mas no le agrada a López Obrador, acostumbrado a gastar el recurso público, sin rendir cuentas a nadie, sin supervisión, mucho menos observado por gobernadores conservadores. Todos los actores políticos coinciden en el objetivo: otorgar un servicio de salud universal gratuito y de calidad. El problema es la forma. El gobernador de Querétaro fue contundente, cuando afirmó que se sumará al Insabi, hasta el año 2022.

 

Analista legislativo. @HectorParraRgz

 

 

Comentarios