Reina autoritarismo en Corregidora

Jerónimo Gurrola Grave

¿En Querétaro la ley sólo aplica para los pobres?

Dieciocho meses hace que una comisión de antorchistas del municipio de Corregidora entregaron su pliego petitorio al alcalde panista, Mauricio Kuri, que incluye elementales obras de electrificación, agua, drenaje y pavimento. Dicho pliego incluía la elaboración de proyectos de pavimento de calles de varias colonias de La Negreta para incluirlas entre las obras que se ejecutarían con recursos gestionados en la federación por diputados federales antorchistas. La idea era ayudar al ayuntamiento a hacer rendir sus recursos, haciendo más con menos, beneficiando a las colonias más pobres del municipio. Kuri dijo no parecerle mal nuestra propuesta, y ese fue el acuerdo en una reunión.

Para tratar estos y otros asuntos del pliego petitorio, el alcalde nombró primero, al secretario de gobierno, Alonso Valdovinos y luego a Víctor Olvera, Josué Guerrero y finalmente a Arturo de Santiago. A cada uno, durante meses, pacientemente se les explicó una y otra vez la importancia y pormenores de cada obra solicitada por los colonos antorchistas. En dos ocasiones se hizo lo mismo con el alcalde sin que se haya logrado el más mínimo avance. Más que evidente era la maniobra dilatoria para brincar los tiempos de integración de los planes de obra anual, importándole muy poco las necesidades de la gente del municipio. Como todos quienes tienen poder, su interés es utilizar los recursos con el fin de proyectarse para ocupar puestos de mayor relevancia.

El pueblo, al saberse burlado una vez más, decidió acudir en comisiones a escuchar alguna explicación del presidente sin mucho éxito; decenas de policías los esperaban con las puertas cerradas para impedir su entrada al edificio público. Fue así que confiados en la garantía que les da la Constitución General de la República, decidieron realizar una pequeña manifestación de protesta el día ocho de marzo de este año, que concluiría con un mitin en el jardín principal del municipio, pero dicha protesta fue bloqueada con un piquete de policías antimotines con perros entre las avenidas, Josefa Ortiz de Domínguez y el callejón Los Mendoza.

El 15 de marzo, en un evento “público” de inauguración del Centro de Desarrollo Comunitario de La Negreta y de entrega de escrituras a través del programa “Papelito Habla”, al que asistieron Mauricio Kuri, el gobernador Francisco Domínguez y Rosario Robles, Secretaria de Sedatu —por cierto, resultado de varios años de gestión encabezada por Antorcha Campesina ante el Registro Agrario Nacional y la CORETT— se sacó con la policía estatal a los asistentes a los que se les ubicó como “antorchistas” y se impidió la entrada de la dirigente municipal Sonia Juárez Serrano.

Ocho días después, el 22 de marzo, en la colonia 20 de enero de la misma delegación, en evento realizado con más funcionarios que colonos llevados de otras zonas por Kuri y el gobernador Domínguez para entregar obras de pavimento, electrificación y energía eléctrica de varias colonias a tres de sus “lideres” (revendedores de lotes en Lomas de La Cruz y Altos del Pueblito) —logradas también por la gestión Antorchista ante la administración estatal anterior y recientemente concluidas— no sólo colocaron vallas con las policías municipal y estatal para impedir el acceso de antorchistas, sino que fueron hasta la oficina de la dirigente a agredirla de nuevo.

Y el pasado 25 de abril, cuando humildes pero combativos colonos realizaban otra manifestación por las principales avenidas de Corregidora para informar a la ciudadanía la falta de solución y agresiones, nuevamente las policías municipal y estatal, con perros de ataque, cobardemente agredieron a una antorchista en estado de embarazo. ¿En Querétaro la ley sólo aplica para los pobres? Mi solidaridad con el gremio periodístico, particularmente con Higinio Domínguez, director del periódico Soy Querétaro, injustamente detenido por la policía de Corregidora.

 

Dirigente estatal del Movimiento Antorcha Campesina. @jggrave

 

Comentarios