Regalate una pausa

Fernanda Robledo Hernández

Esto que voy a platicar hoy creo que aplica para los emprendedores y no emprendedores. Todos deberíamos de darnos una pausa en la vida, en nuestras actividades, en las presiones.

Desde hace algunos años uso un reloj inteligente todo el tiempo, que te marca el movimiento, pasos, los kilómetros  que recorres al día, y hasta las respiraciones, si así lo deseas. Y hace un par de días se me rompió  y  he estado sin tener ningúno de estos datos. Principalmente para lo que más me funcionaba el reloj, es  cuando hacía ejercicio. 

Hoy en la mañana, al no tenerlo, decidí salir a correr sin contar kilómetros, ni tiempos. Me sentí muy rara al principio al no tener idea si estaba corriendo a un buen paso o no, pero al poco rato me di cuenta de lo relajada que me sentía al no tener toda esta información. 

¿Te das cuenta que la mayoría de nosotros todo el tiempo estamos compitiendo con otros o con nosotros mismos?

Desde el momento más “relajante” que es hacer ejercicio tienes siempre que esforzarte por ser mejor cada vez, por mejorar tiempos, hacer más, aguantar más, cargar más. Si eres emprendedor cada mes debes de vender más, subir las metas, cumplir los objetivos, dar tu mayor esfuerzo, ponerle pasión a tu negocio. Si eres empleado debes de subir de puesto, cumplir objetivos, lucirte con el jefe, sobresalir en lo que haces. Todo el tiempo estamos acostumbrados a esta presión. 

Es increíble la cantidad de personas con crisis de ansiedad y estrés que hay en este momento, porque además, súmale la situación que vivimos ocasionada por el Covid.  En verdad tenemos que hacer una pausa y empezar a cambiar. 

No digo que demos el menor esfuerzo, que no nos apasionemos por la cosas. Simplemente, lo que quiero recomendarte es que sea lo que sea que hagas que respires de vez en cuando. Con pequeños cambios en verdad todo puede ser muy diferente, hoy que corrí sin reloj me di cuenta que lo estaba disfrutando mucho más. Y que iba a correr hasta que me cansara sin saber si había corrido 5, 8 o 10 kilómetros. ¡Sí! esfuérzate en lograr tus objetivos, pero si vives para alcanzarlos vas a dejar de disfrutar el proceso. Pon límites en tus horarios, busca esos momentos para hacer cosas que disfrutes y te relajen. Intenta meditar, tomar clases de yoga, hacer algún hobby. Todos deberíamos de encontrar tiempo durante el día para hacer algo que nos desconecte de la rutina, y esto incluye dejar el celular por un tiempo al día. 

Todo vuelve a funcionar si lo desconectas, esta frase me hizo mucho sentido cuando empezó a circular justamente a principios de la pandemia. ¡Claro! No sólo es encerrarnos para desconectarnos, diariamente tenemos que hacerlo para llenarnos de energía. ¡Inténtalo!

 

Fundadora de Startpoint
 Twitter: @ferrobledo

Comentarios