Reformas contra los privilegios

01/02/2013
12:36
-A +A

Hoy inicia el segundo periodo de sesiones de la 62 legislatura. En el marco del Pacto por México, tres temas serán discutidos por el Congreso de la Unión: la eliminación de fueros a servidores públicos, medidas para mitigar las deudas de los estados, y reforma en materia de telecomunicaciones. Temas que pondrán a prueba la solidez del compromiso asumido por las fuerzas políticas.

Eliminar el fuero a los diversos integrantes del Estado mexicano que lo tienen es un buen primer paso. La posición de poder en ningún momento es patente de corso para cometer delitos. Suficiente lejanía tienen ya los funcionarios respecto de la población como para añadir estas figuras legales. La existencia del fuero tuvo sentido a principios del siglo pasado, cuando el país apenas se estabilizaba y cuando era real la posibilidad de que un representante popular fuera atacado como consecuencia del ejercicio de su libertad de conciencia. Ya no.

La deuda de los estados es otro resquicio a través del cual los funcionarios públicos han encontrado una vía para eludir responsabilidades. Ha sido fácil para los gobernadores omitir el cobro de impuestos y depender de las aportaciones de la Federación mientras tuvieron la opción de pedir dinero a las instituciones de crédito. La crisis presupuestaria los obligó a reconocer sus excesos. Hoy es evidente que el federalismo no tiene porqué ser obstáculo para la fiscalización.

Quizá el tema más importante será la reforma en Telecomunicaciones. Se trata de un sector de enorme importancia económica y social que, sin embargo, ha permanecido casi intocado en términos de regulación. En los servicios de transmisión de datos se concentran pocos competidores, los cuales han sido capaces de imponer a la ciudadanía precios y calidad de sus productos. Todo gracias a la falta de competencia y a la debilidad de los órganos autónomos de control.

En este último ámbito los legisladores tendrán que poner un antecedente, de lo contrario será difícil que avancen en los otros dos temas pendientes relativos a la competencia económica: las reformas fiscal y energética.

El Congreso deberá resistir la presión de los grupos de interés en estos tres rubros. Para ello la mejor arma sería la transparencia en la discusión de los temas. La pertinencia del Pacto por México radica justamente en el compromiso de las fuerzas políticas de actuar de cara a la sociedad. En todos estos casos hay privilegios en juego que se oponen al interés de las mayorías.

EL UNIVERSAL nació el 1 de octubre de 1916 a iniciativa del ingeniero Félix Fulgencio Palavicini, quien formaba parte del Congreso Constituyente de Querétaro. El Gran Diario de México avanza y se fortalece pensando siempre en servir a sus lectores en este siglo XXI.

Comentarios