¿Reforma electoral o regresión? | Querétaro

¿Reforma electoral o regresión?

Jesús Rodríguez Hernández

El pasado 28 de abril el ejecutivo Federal presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos de la Constitución General en Materia Electoral.

Las reformas  que pretende son las siguientes: 1) Del financiamiento de partidos políticos; 2) Acceso de los partidos políticos a radio y televisión con fines electorales; 3) Unificación de las autoridades electorales administrativa y jurisdiccional (sic) y extinción de los organismos políticos locales y tribunales electorales de las entidades federativas; 4) Conformación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) y de la Sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; 5) Elección por el sistema de listas por entidad federativa y reducción del número de legisladores (se eliminan los distritos electorales); 6) Voto electrónico, y 7) Reducción de integrantes de Congresos Locales, Ayuntamientos y Alcaldías.

Como se lee, la propuesta de reforma electoral del Presidente es una amenaza a la democracia representativa. Propone eliminar al Instituto Nacional Electoral (INE) y politizar aún más el proceso de nombramiento de sus consejeros electorales. 

Se ha publicitado que la iniciativa elimina los plurinominales; no es así, es todo lo contrario: elimina diputados de mayoría y los sustituye por diputados de representación proporcional, como se señala líneas arriba, se propone la elección por el sistema de listas por entidad federativa y reducción del número de legisladores y se eliminan los distritos electorales.

En la actualidad los diputados federales se eligen en 300 distritos por mayoría relativa y 200 mediante 5 listas regionales de representación proporcional. En la actualidad se manejan 5 listas de RP con 40 lugares; en la pretendida reforma se habla de 32 listas, pero algunas muy pequeñas donde solo entrarían partidos grandes.

El Senado de la República quedaría integrado con 96 escaños. Su elección también sería por sistema de listas por entidad federativa.

En ambos casos, las listas estarían integradas por personas nacidas en la entidad federativa o por residentes con “antigüedad domiciliaria” mínima de un año.

En cuanto a la reducción de integrantes de Congresos Locales, Ayuntamientos y Alcaldías, la iniciativa propone establecer un criterio poblacional para la definición del número de representantes en cada uno de los congresos locales, así como de los ayuntamientos y las alcaldías de la Ciudad de México.

Por lo que ve a la conformación del Instituto Nacional de elecciones y Consultas (INEC) y de la Sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, propone un esquema que involucra a los tres Poderes en la determinación de las personas que serán titulares de dichos órganos. Las candidaturas las presentaran las Cámaras de Diputados y Senadores, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y “la persona titular del Poder Ejecutivo Federal”. Se propone que el voto popular decida la integración de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En abril de 2023 se deben renovar a cuatro integrantes del Consejo General del INE, incluido su presidente. Una de las vías que ha usado el gobierno federal para debilitar a otros órganos autónomos ha sido mediante la omisión del nombramiento de sus órganos directivos lo que limita su funcionamiento.

El sistema electoral mexicano es un elemento en constante movimiento, aun así, se ha construido una estructura que ha permitido el cambio de poder entre diversas fuerzas políticas, cuya columna vertebral son los principios de legalidad, equidad, transparencia y certeza. Si una propuesta de reforma trastoca uno de estos pilares, la pretendida reforma será una regresión.    

Expresidente municipal de Querétaro y exlegislador. @Chucho_RH

Comentarios