¿Realmente existen en México partidos políticos? | Querétaro

¿Realmente existen en México partidos políticos?

Jaime Robledo

El PRD y el PAN se unen, aunque sus conceptos ideológicos no sean iguales, justificando esto como la manera en que pueden ganarles a las otras dos fuerzas, el PRI y Morena

Al reflexionar un poco sobre los partidos políticos, hace algunos años, a cada uno se le asociaba con alguna idiosincrasia, el PRI era de centro, el PAN de derecha y el PRD de izquierda, todos contenidos en una serie de principios y fundamentos ideológicos muy asociados a su origen.  El problema es que ahora todo está revuelto, el PRD y el PAN se unen, aunque sus conceptos ideológicos no sean iguales, justificando esto como la manera en que pueden ganarles a las otras dos fuerzas, el PRI, que con tal de tener alguna posibilidad, busca quien pueda ser su abanderado aunque no sea priísta y Morena que es propiedad de Andrés Manuel López Obrador y que sin él, no es nadie, entonces a los ciudadanos ¿En que podremos basar nuestro voto? Y si a eso le sumamos los candidatos independientes y los otros partidos, esto se vuelve un champurrado que será muy complicado de entender.

La realidad es que esto lo veo en tres tercios, un escenario muy parejo y los independientes que no tienen una posibilidad real, pero cada uno está diseñado para quitarle uno o dos puntos a alguno de los  partidos y con esto darle ventaja a otro, pero los principios y valores partidarios dónde quedan.  Lo importante es ganar sobre todas las cosas. Otra pregunta que surge es si realmente nuestro sistema político requiere de candidatos independientes, los cuales son principalmente fugados de los partidos políticos existentes. De los cinco principales: Margarita Zavala, panista; Jaime Rodríguez “El Bronco”, priísta; María de Jesús Patricio, zapatista (un partido político en la clandestinidad); Armando Ríos Piter, del PRD, y sólo Pedro Ferríz se ve como independiente.

El próximo sábado dará inicio el sistema de transporte público Qrobus, llegó la hora de mostrar realmente en qué consiste el proyecto, seguramente existirán quejas e inconformidades, resultado de los cambios que tendrá que hacer la población, aunque como seguirán circulando las rutas antiguas, se reducirá o al menos, se retrasará por algunas semanas, aunque existe el peligro que nunca se quiten las rutas y entonces el problema sería la saturación vial que generarían.

Al final creo que será bueno para la ciudad, aunque no solucionará la movilidad de la capital, ya que veo muy difícil que las personas que vivan en Juriquilla o en Puerta Real dejen su automóvil para desplazarse en transporte público; así que no se verá un cambio inmediato, sobre todo ahora que se vengan a vivir las 40 mil personas que se estiman llegarán en los próximos meses, resultado del efecto del sismo del 19 de septiembre, a donde llegarán a vivir, seguramente a lugares alejados del centro; así que seguirán utilizando el auto como medio de transporte. Deben trabajarse también vialidades adicionales para mitigar el flujo vehicular que seguiremos teniendo, Querétaro está ya muy lejos de ser la ciudad de los 10 minutos (era lo máximo que se hacía a cualquier lado).

Otro punto es la ciclovía  que se  construye sobre av. Universidad,  sin duda una buena medida para fomentar la movilidad, el problema es que los anchos de la superficie de rodamiento  quedan fuera de los parámetros recomendados, que indica que deben ser 3.2 mts mínimo, aunque lo recomendado son 3.5.  El carril de la derecha, donde se estacionarán los vehículos quedará de 2.80 y los otros dos obligarán, según  palabras del Secretario de Movilidad municipal a manejar con mucha preocupación, para evitar accidentes porque estarán muy estrechos los carriles, sobre todo por los camiones y si en el futuro se hace un carril confinado, que pasará, ¿Cómo se ajustará? otra pregunta al aire. Todo esto me recordó a   Jorge López Portillo que decía que la solución para el tercer carril de Bernardo Quintana en los Arcos, era muy sencilla, solo se necesitaba un bote de pintura, que se redujera el ancho de los carriles y listo, al menos ahí no pasaban camiones. 

Comentarios