Que la verdad prevalezca siempre

Francisco Domínguez Servién

Querétaro es baluarte de la historia de México; en el imaginario colectivo se añora la limpieza, el orden y la calidad de vida de su capital, Santiago de Querétaro. Seguramente por ello, innumerables familias han elegido y eligen diariamente vivir en esta hermosa tierra.

Esa ciudad añorada, de la que muchas generaciones formamos parte, la que caminamos por mucho tiempo, sin duda ha cambiado, hoy las quejas de nuestra gente son patentes y no pueden ser ignoradas.

Como representante en la Cámara Alta, me lo expresan personalmente. Las y los ciudadanos exigen mayor y mejor atención de los cuerpos policiacos, pero sobre todo, exigen verdad y responsabilidad por parte de sus gobernantes para aceptar que las cosas no están del todo bien, para reconocer que la brecha de desigualdad que separa a unos de otros crece, al igual que los índices delictivos, es común escuchar a familiares y amigos que fueron robados en sus casas, o bien, que les abrieron sus autos.

Sin duda, el cuidado de la integridad física y patrimonial de las familias es la primera responsabilidad del gobierno, pero también es corresponsabilidad de una sociedad comprometida y participativa como la nuestra.

Como representante de los ciudadanos no puedo asegurar que todo esté mal, reconozco obras y proyectos de gran alcance. Pero definitivamente en materia de seguridad no podemos hablar de metas cumplidas, los esfuerzos deben ser permanentes.

Existe un entorno de temor y de incredulidad por pare de las y los ciudadanos ante lo que viven diariamente. En este escenario, debemos de partir hablándoles con la verdad e integrando sus esfuerzos constructivos a las labores de prevención, así como a la promoción de valores que propician una sana integración comunitaria.

Debemos replantear nuestro enfoque y nuestros esfuerzos, escuchando a la ciudadanía, siendo capaces de convocarla a un amplio debate público, escuchando a sus sectores. Las políticas públicas tienen que evolucionar y responder a los intereses públicos, tienen que adaptarse al crecimiento demográfico y a las grandes necesidades de nuestra gente. Debemos de crecer con orden y con legalidad, con verdad y respeto a las personas, con seguridad y justicia plena, en apego estricto a derecho.

Desde el Senado, sigo empeñado en combatir la corrupción, a fin de que esta lucha quede plasmada en un proyecto ejecutivo de ley; un sistema legal con órganos autónomos y mecanismos de sanción eficaces. Estoy convencido de que las y los ciudadanos no aceptarán simulaciones ni cambios a medias, ellos serán el motor de las grandes transformaciones que estamos impulsando las y los legisladores del PAN para cerrarle la puerta al mal uso de los recursos públicos y a los conflictos de interés.

Sigo y seguiré trabajando muy fuerte para que se combata la corrupción, para que no se empañe la dignidad de las personas, para que seamos sensibles a sus necesidades y, sobre todo, para que la verdad prevalezca siempre y sea la base sobre la que sigamos construyendo juntos, sociedad y gobierno, el camino del bien común en nuestro Querétaro.

 

Senador del PAN y ex presidente municipal de Querétaro.

@PanchDominguez

 

Comentarios