¿Qué ha pasado con la franquicia en Querétaro? | Querétaro

¿Qué ha pasado con la franquicia en Querétaro?

Mario Antonio Morales

Algunas desaparecieron del mapa de los negocios locales, otras frenaron aperturas o cerraron sucur-sales, y muchas desistieron de ser franquicia

Hemos señalado que la entidad del Bajío está en el top de marcas nacionales y extranjeras, que le prefieren por encima de otras regiones para orientar una expansión exitosa. ¿Pero y las nacidas en Querétaro? La percepción es que se ha frenado su desarrollo y apertura de sucursales bajo el modelo de la franquicia. Contadas las excepciones.

Uno de los expertos en la localidad, admite que les falta “muchísimo” a los negocios queretanos para conquistar otros territorios, apenas el 15% de sus establecimientos en promedio, se ubican fuera.
Según conteos no oficiales, pues ni la Asociación Mexicana de Franquicias, se preocupa por estadísticas reales, en Querétaro, existen 46 marcas hechas principalmente en la capital, y ya sabe, de estás, la mayoría son de alimentos.

Las cámaras locales del comercio organizado, Canaco, y restaurantera, Canirac, así como Sedesu y hasta la Universidad Anáhuac, han mostrado su interés por llevar capacitación a quien busca replicar su negocio a través de la franquicia, se han entregado recursos públicos, certificaciones o diplomas. Pero la intención de buenas prácticas en su operación se ha quedado en eso.

A la distancia de la pandemia, el argumento ya no es sólido para culpar al episodio del confinamiento. Los expertos locales, confían en un crecimiento del 9 % para las franquicias queretanas al cierre del año. Quedará en número alegre.

En diciembre del 2021, se presumía que gracias a un diplomado a restaurantes que buscaban solidez como franquicia, una decena de marcas locales fueron reconocidas. Si a caso un par de ellas, mostró despegue en consecuencia, el resto, unas marcas de tradición, otras nobeles, no dieron mas noticias.

En torno a franquicias de Querétaro que en la última década eran el antecedente de lo que se imaginó como una entidad con potencial, algunas desaparecieron del mapa de los negocios locales, otras tantas frenaron aperturas o cerraron sucursales, y muchas, desistieron de figurar como franquicia.

¿Qué pasó? ¿Faltó seguimiento, acompañamiento? ¿no había realmente madurez de modelos? ¿La pandemia y su magro legado? ¿Y los recursos públicos destinados? ¿Porqué no se piden cuentas a involucrados? ¿La franquicia ante el extravío de su seducción como esquema de éxito?

Los negocios de la localidad como en muchas otras ciudades, que son sorprendidos y que se construyen “al vapor” sus “franquicias”, muestran en su mayoría endebles esquemas en giros que no se necesita de la ciencia, para visualizar el fracaso inmediato y rotundo. Son llevados a Ferias y Expos de Franquicias, como carne de cañón.

Por todo esto y más, el terminar este 2022 quedará de manifiesto que más letal que una contingencia sanitaria o económica, podría considerarse el seguir viendo a la franquicia como botín para otras aspiraciones, negocio de unos cuantos y de vivillos, al final, se arriesga lentamente al modelo de los “huevos de oro”. 
[email protected]

Comentarios