Profunda sintonía radial | Querétaro

Profunda sintonía radial

Gonzalo A. Flores

Me gusta pensar que todos tenemos una cabeza de radio que nunca deja de sonar.

Me gusta pensar que todos tenemos una cabeza de radio que nunca deja de sonar. 

En mi caso, cuando no tengo a la mano algún reproductor musical, esta radio mental se activa, siempre variante en su sintonía y frecuencia, que de madrugada, debido al silencio abismal del entorno nocturno, se escucha con mayor intensidad. 

Anoche, tras una larga jornada editorial, su antena eligió, entre sus tantas profundas y sensoriales frecuencias, a Radiohead, eficaz remedio para cuando uno se encuentra abrumado y es necesaria la relajación mental.

En mi cabeza sonaron “Exit music (for a film)”, “Electioneering”, “Lucky” y “Karma Police”, todas ellas de uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, Ok Computer, lanzado en 1997, hace 20 años, tercero en la cuenta de la banda británica compuesta por Thom York, los hermanos Jonny y Colin Greenwood, Ed O'Brien y Phil Selway.

Mi radio mental originó, con esas melodías, que hiciera un viaje en el tiempo, para instalarme momentáneamente en 2009, cuando tuve la fortuna de verlos por primera vez. Era la gira con motivo del disco In Rainbows. Muy sonado regreso a tierras mexicanas, pues desde 1994, cuando visitaron por primera vez el país en el bar La Diabla, hubo un altercado entre York y el público, según cuentan, que derivó en una larga ausencia de 15 años.

Por eso creo que aquella noche del 15 de marzo (también tocaron el 16)   fue muy especial. Sonaron canciones de todos los discos, aunque predominó el disco homónimo del tour mundial.

Se escucharon 10 temas de In Rainbows; cuatro de Kid A; cuatro de OK Computer; cuatro de The Bends; dos de Hail to the Thief y una canción de Amnesiac. Ese día sólo faltó alguna pieza de Pablo Honey, sin embargo, al día siguiente tocaron en México la famosa canción “Creep”, tras varios años de no haberla tocado en vivo en ningún lugar del mundo.

Posteriormente, la agrupación británica ha visitado regularmente el país. Apenas el año pasado pude ver su concierto por segunda ocasión. El 3 de octubre de 2016 asistí al Palacio de los Deportes, en espera de algún set que causara lo mismo que aquel día de marzo, pero no fue así.  Sin embargo, no dejó de ser emotivo aunque siempre dentro del complejo  y profundo mundo “radioheadiano”, que para muchos es difícil de entender.  

 Luego de escuchar mi cabeza de radio anoche, hoy amanecimos con la noticia de que Thom York y compañía preparan una gira latinoamericana para 2018.

 Colombia ya se anunció como parte de este tour, y sin duda, México tendrá que ser  parada forzosa para esta banda que no deja de cosechar seguidores alrededor del mundo con su estilo único.  

Comentarios