23 / septiembre / 2021 | 15:58 hrs.

Policías y confianza

Editorial El Universal

La evaluación de los elementos de las policías municipales y estatales en el país no está resultando, en todos los casos, en el despido de aquellos elementos que no aprobaron los exámenes. De acuerdo con los datos que hoy publicamos, 38 mil 480 policías que reprobaron las pruebas de confianza, siguen siendo quienes protegen nuestras calles.

Nuevo León es el único estado que ha separado de sus cargos a más de 50% de los elementos no aprobados, aunque esta cantidad deja aún mucho qué desear, existen casos extremos como Sonora, en donde de 3 mil 76 reprobados, únicamente dos elementos han sido dados de baja. De modo que a casi un mes de que se venza el plazo no hay bases suficientes para suponer que se despedirá a todos los elementos que han reprobado las evaluaciones, e incluso en caso de hacerlo, habría casos en los que la seguridad sería descuidada.

Estos datos reflejan serias grietas en las estrategias de seguridad hasta ahora planteadas. Más aún si consideramos que de acuerdo con información de Causa en Común apenas se ha evaluado a menos de la mitad de los policías estatales y municipales, y de ellos únicamente un 62% aprobó.

Sin embargo, la evaluación no es el único paso del proceso. Los policías con resultados insuficientes deben ser retirados de sus funciones y sustituidos por elementos que sí cumplan con los requisitos necesarios para salvaguardar la seguridad de la ciudadanía. Esto, según se documenta, está lejos de la realidad en la mayor parte de los estados y municipios de México por diversas justificaciones y razones para cumplir con los plazos y el compromiso adquirido.

Debemos comprender que un eventual retiro del Ejército de las funciones de combate a la delincuencia requiere, necesariamente, de la existencia de policías eficientes, confiables y transparentes. Para lograrlo es necesaria la implementación de estrategias y políticas integrales que no únicamente garanticen la evaluación de los elementos existentes sino que provean de mecanismos para la sustitución de quienes no aprueban los exámenes.

Las policías locales son el primer frente para combatir a la delincuencia, por ello las autoridades deben garantizar que quienes ingresan a las filas de estas corporaciones cuenten con todos los requisitos para, efectivamente, proteger a la ciudadanía.

Comentarios