Plazas y plazos

Carlos Velázquez

Los simpatizantes del movimiento autodenominado cuarta transformación y del Presidente de la República en especial, se congregaron en la plancha del zócalo de la Ciudad de México para en un acto de autoelogio, nutrir el aplausómetro de un discurso que, a mitad del camino dio cuenta de sus supuestos logros, los cuales son discutibles, pero no forman parte de esta opinión. Lo que aquí vamos a intentar poner en entredicho, es aquella frase que se emitía en contra del líder supremo de este movimiento allá por el 2006, y, que rezaba: plazas llenas no son urnas llenas, me explico.

No es desconocido para nadie que, luego de la probación express de la Ley Federal de Revocación de Mandato, los primeros en exigir su cumplimiento paradójicamente sean quienes no buscan revocar el poder al Presidente en funciones, sino que, buscan su permanencia. Bueno, con ese telón de fondo, el Instituto Nacional Electoral (INE) como autoridad tiene que garantizar el derecho de la ciudadanía para poder emitir su voluntad en ese ejercicio de democracia directa y participativa, sin embargo, pese a que desde hace unos meses existe la ley que regula ese derecho, para mala suerte de los promoventes, no puede ejercerse sin reglas ni procedimientos, aunque les parezcan engorrosos.

Por tal motivo, para que sea procedente el proceso electivo —reprogramado para el 10 de abril del siguiente año—, es necesario que los promoventes, previamente, logren captar la intención de 2 millones 758 mil 277 ciudadanos que deseen dar libremente su firma, ya sea mediante dispositivo electrónico o en formato impreso. De ahí que, resulten paradójicos los números que se han dado ha conocer con motivo del mitin celebrado por los 3 años del gobierno federal versus el número de firmas que hasta el momento llevan recolectadas.

En distintos medios nacionales de comunicación se dieron cifras sobre el estimado de personas que acudieron al llamado de Obrador, para no entrar en dislates, optaremos por tomar la cifra que dio a conocer la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CMDX, gobernada por Morena, misma que dice haber ascendido a 250 mil personas. En contraste, esa cifra está muy por debajo del número que hemos citado que se requiere para, al menos, llevar a cabo el proceso de revocación de mandato.

Por último, un dato adicional, según el estadístico general de dispersión para la revocación de mandato 2021-2022, público en la página de internet del INE, con fecha de corte al 1 de diciembre a la media noche, los morenistas solo llevan 682 mil 599 manifestaciones de apoyo, es decir, el 24.75%. Ojalá que, así como llenan plazas, no los coman los plazos, veremos.   

Twitter: carlosfcps / FB: Carlos Velázquez

Comentarios