Palabras que hablan de ti

Maricruz Ocampo Guerrero

Hoy quisiera hablarle a quienes se refieren a las mujeres feministas como "feminazis". 

El término “feminazi” se acredita a Rush Limbaugh, un comentarista ultraconservador estadounidense, quien la utilizó por primera vez en su libro "The Way Things Ought to Be" en 1992 para referirse peyorativamente a las mujeres feministas. Este personaje se expresó en contra de las personas LGBTI+, apoyó las expresiones racistas de Donald Trump en contra de los migrantes mexicanos y abogó por el regreso de la segregación. Limbaugh replicó posturas de grupos supremacistas blancos que tienen su origen en el discurso Nazi promovido por Adolfo Hitler entre 1923 y 1945, mismo que llevó a la institucionalización de la esclavitud y a la creación de verdaderas fábricas de matar para exterminar a judíos, gitanos, homosexuales, personas con discapacidad y feministas, entre otros, y que culminó con la muerte en campos de exterminio de cerca de once millones de personas consideradas inferiores por su etnia, ideología, sexo, identidad de género, orientación sexual y discapacidad. 

La expresión “feminazi” se ha utilizado por grupos religiosos y políticos ultraconservadores para oponerse a la elección reproductiva y al libre desarrollo de la personalidad pero sobre todo para justificar y legitimar la intervención de la Iglesia y el Estado para controlar a las mujeres, especialmente a las más vulneradas. También se ha utilizado por grupos de ultraderecha que promueven el "orden natural" de superioridad masculina heterosexual dentro de un estado patriarcal como ocurre actualmente en Polonia. 

Por lo general, las personas que no conocen, están mal informadas o de plano ignoran la historia de la lucha de miles de personas por alcanzar el goce pleno de derechos para hombres, mujeres, niños y niñas, al utilizar la palabra “feminazi” muestran su convicción de que hay personas superiores (hombres, blancos, heterosexuales) y personas inferiores (mujeres, personas LGBTI+, migrantes, indígenas) y por eso se oponen al reconocimiento de los derechos humanos. También ignoran que el feminismo es un movimiento sociopolítico con más de trescientos años de aportaciones de miles de mujeres académicas, políticas, artistas y activistas que pugnan por lograr el ejercicio pleno de los derechos de todas las personas. Peor aun, al utilizar esa palabra contribuyen a promover la violencia en contra de mujeres, jóvenes y niñas en un país donde 7 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia y donde son asesinadas 11 mujeres todos los días. 

Las mujeres, principalmente las jóvenes, marchan, se manifiestan y luchan por cosas tan simples como salir a la calle sin temor de no regresar, por poder asistir a la escuela y estudiar sin ser acosadas, por poder trabajar y recibir la misma paga pero sobre todo para  vivir libres de violencia.

Por eso recuerda: decirles feminazis no habla mal de ellas, habla mal de ti.   

 

Activista defensora 
de derechos humanos e integrante del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo

Comentarios