Otra vez se equivoca el Presidente

Maricruz Ocampo Guerrero

Desde su llegada al poder el Presidente Andrés Manuel López Obrador se ha referido de manera poco informada a la situación que guarda la violencia de género contra las mujeres en México. Sus declaraciones del martes 30 de marzo, con respecto al incremento de los feminicidios en México, son un ejemplo. El Presidente declaró que antes de su gobierno “no se clasificaban los feminicidios; por eso ahora hay más”.

Nuevamente se equivoca el Presidente. Los asesinatos de mujeres en México sí han aumentado durante su gobierno. En 2019, tres mil 810 mujeres fueron asesinadas de manera violenta en México y en 2020 ese número solo se redujo a tres mil 723. De las siete mil 533 de muertes violentas de mujeres en México durante el periodo en que Andrés Manuel López Obrador ha gobernado México, solo mil 882 fueron clasificados como feminicidios, 942 en 2019 y 940 en 2020.

El feminicidio no es un delito que persigue normalmente el fuero federal; es un delito del fuero común que es atendido por las fiscalías estatales; por eso el Presidente y su gobierno tienen poca injerencia en su tipificación. Ni siquiera en los estados donde gobierna su partido detectamos un repunte en la clasificación del tipo penal de feminicidio.

Por eso digo que el Presidente se equivoca, porque durante su gobierno no vemos un aumento significativo de la tipificación del feminicidio. Eso nos indican los números del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en su informe “Información Sobre Violencia contra las Mujeres Enero-Diciembre 2020”.

Lo que sí podemos ver es una enorme falta de información del Presidente sobre el feminicidio y otros delitos relacionados con violencia feminicida como es el caso de feminicidios en grado de tentativa, los que muchas veces se clasifican erróneamente como lesiones dolosas, delito que registró un total de ciento veinte mil 813 carpetas de investigación en dos años de su gobierno.

Otro delito relacionado de manera estrecha con el feminicidio es el de violencia familiar, el cual registró 210 mil 158 casos en 2019 y 220 mil 028 casos de enero a diciembre de 2020. Los dos años de su gobierno también han visto el mayor incremento en delitos de violencia de género en todas sus modalidades distinta a la violencia familiar. Así mismo suma el mayor número de casos de violación durante periodos similares, con un total de 33 mil 875 carpetas de investigación reportadas por las fiscalías de los 32 estados de la República.

El Presidente de México no generó la ola de violencia que vivimos las mujeres en México. Eso nos queda claro. Sin embargo sigue sin comprender que la violencia contra las mujeres y niñas requiere de una estrategia nacional urgente que incorpore a todas las autoridades federales, estatales y municipales. No hacerlo agrava el problema.

Las mujeres que exigimos la protección de su gobierno no somos sus adversarias. Somos ciudadanas que buscamos vivir libres de violencia.

 

 

 

 

Comentarios