Orgullo de México

Rodrigo Ruiz Ballesteros

Uno de los momentos más significativos en la vida pública es el momento en que se entregan cuentas del trabajo realizado a las y los ciudadanos, el próximo domingo 15 de agosto es el turno del gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién ese día rendirá su 6to y último Informe de Gobierno al frente del Poder Ejecutivo del estado, este ejercicio de rendición de cuentas sin duda será también una constancia pública del legado que deja su administración para las y los queretanos. 

Me ha tocado ser parte de esta historia desde el primer día de la administración, acompañando en ese entonces al Gobernador como su Secretario Adjunto, después como Secretario de la Juventud y ahora como su Secretario Particular, en estas responsabilidades he sido testigo directo de la dedicación, el empeño y el compromiso absoluto que ha puesto el Gobernador para que Querétaro sea el estado que todas y todos merecemos y de cómo su visión ha sido la inspiración para que, quienes conformamos el equipo de gobierno del estado trabajemos todos los días dando lo mejor de nosotros para servir a Querétaro.

Desde el primer día, la meta fue clara, hacer de Querétaro un estado referente a nivel nacional e internacional por su calidad de vida, un estado donde sus ciudadanos se sientan seguros y protegidos, donde encuentren buenas oportunidades educativas, laborales y de desarrollo, un estado que crece pensando en las generaciones futuras, un estado que impulse el talento queretano y que pudiera salir a convencer a México y al mundo de confiar en Querétaro.  

La tarea no fue nada fácil, el Gobierno debía estar a la altura de una sociedad exigente, por ello el ejemplo de trabajo del Gobernador fue, escuchar y servir, así me tocó estar en cientos de recorridos, giras de trabajo y entregas de obras, donde no queda duda del trabajo incansable de este Gobierno, llevando más y mejores servicios de salud a las familias, acercando la educación, el deporte y la cultura a todos los sectores de la sociedad y brindando un piso parejo de oportunidades a los 18 municipios del estado. 

Y más allá de mencionar los importantes proyectos de infraestructura, los grandes logros en atracción de inversión extranjera, la obra social o los logros en seguridad, justicia, salud y finanzas de este sexenio, de los cuales muy probablemente no me alcanzaría este espacio, estoy convencido que el mayor legado que deja el gobernador Francisco Domínguez es compartirnos y contagiarnos de su visión de Querétaro, un estado que fue, es y deberá seguir siendo orgullo de México.

Gracias Gobernador por todo tu trabajo, por toda tu entrega, por el legado que le dejas a Querétaro, por tu ejemplo de cómo deben actuar y tomar decisiones los servidores públicos, por enseñarnos que nuestros valores definen lo que somos y como actuamos, gracias por demostrarnos que…

¡Querétaro es Orgullo de México! 

Comentarios