Opinión. Regalar tranquilidad | Querétaro

Opinión

Opinión. Regalar tranquilidad

Lucía Quiroga

En esta época de Fin de Año los regalos van y vienen, aunque suelen ser siempre los mismos, entre ropa, artículos de tecnología, libros, juguetes o dulces.

Pero a veces no consideramos que hay otras opciones que además de ser útiles, pueden brindar tranquilidad a quienes lo reciben, ya que ofrecen un beneficio a corto, mediano o largo plazo: los productos financieros.

Además de ser algo diferente, son regalos que no van a dejar olvidados en un rincón de la casa y que pueden hacer eco en la vida financiera. Veamos algunas opciones.

Dicen que el mejor legado que podemos dejarle a nuestros hijos es la educación, sobre todo, aquella que sea de calidad y que los potencialice al máximo. El seguro educativo busca garantizar los estudios superiores de los hijos, aún cuando el padre, la madre o el tutor falten por fallecimiento o resulten impedidos de aportar los recursos económicos, a causa de invalidez por un accidente o enfermedad. Un regalo con propósito.

En México, hay un alto índice de robo de autos y accidentes viales, por lo que las personas que cuentan con un vehículo corren el riesgo de ser despojado de éste, de sufrir un accidente o de afectar a terceros, y no contar con un seguro puede ser muy desafortunado. Regalar una cobertura de auto podría ser una excelente opción.

En 2021, el número de usuarios de smartphones en México fue estimado en aproximadamente 84,4 millones, según Statista. Cierto es que para muchos representa una herramienta de trabajo y se destina en ella una fuerte inversión. Pero ¿cuántos usuarios aseguran su celular? Existen seguros para gadgets que tienen protecciones dirigidas a los dispositivos móviles que contempla la indemnización total o parcial del producto en caso de robo o daños de forma accidental.

Otro excelente regalo para aquel ser querido con mascota, es un plan para cubrir enfermedades o accidentes de ésta, y aquellos daños materiales o personales a terceros que pueda causar. De acuerdo con especialistas, es un seguro muy económico, puede costar desde 200 pesos hasta 1,500 pesos anuales.

Y finalmente, ahora que los Reyes Magos se acercan, un buen obsequio para los pequeños es su propia cuenta de Cetes Niños, que es una de las versiones que presentan los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), y es un instrumento de deuda bursátil con el que el gobierno puede generar fondos. La diferencia es que los Cetes Niños van enfocados al ahorro y la inversión para los más pequeños del hogar.

Además de obtener un aprendizaje del sector financiero, los niños tendrían un respaldo financiero primario para su futuro.

Estos son solo ejemplos de cómo los productos financieros son una alternativa que va más allá de cosas materiales, y permite regalar tranquilidad.  

 


[email protected] / @finanzasentaco

Comentarios