Nuevo Congreso ¿hacia dónde?

Roberto Rock L.

En dos semanas dará inicio el nuevo periodo de sesiones en el Congreso, con una correlación de fuerzas más compleja y equilibrada entre las diferentes bancadas. Morena exhibe discrepancias con los partidos Verde (PVEM) y del Trabajo (PT), sus aliados formales, mientras el bloque opositor parece dominado por una cohesión frágil.

El resultado de ello se traduce en escenarios donde discursos y órdenes del presidente López Obrador tienen destinatarios clave en función de acuerdos legislativos que parecen tejerse cada día, aunque algunos se deshilvanen durante las noches….

Testimonios recogidos por este espacio, sobre el inminente arranque de una nueva legislatura, retratan logros tímidos de la oposición, la cual convenció al bloque morenista de evitar el trasiego de diputados “independientes” hacia bancadas satélite que en 2018 le permitió secuestrar posiciones en comisiones y órganos de gobierno en San Lázaro.

Veremos dónde queda cada quien frente a la agenda real: presupuesto, seguridad, salvaguarda de instituciones…  

Un primer balance, cuando nadie aún ha pisado los salones de plenos enDiputados y el Senado, revela una actitud medrosa de la otrora alianza PAN-PRI-PRD (los dos últimos, en sangría permanente hacia Morena), que quizás enfríe más pronto de lo esperado la expectativa de que el oficialismo no pueda, por ejemplo, modificar por sí y para sí la Constitución.

Acción Nacional, sin duda el que más beneficios cosechó de esta alianza, validó su enlace con clases medias, pero no la interlocución con el sector empresarial, cada vez más fragmentado. Ello se encarna en Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, lanzado a una febril cruzada para echar a López Obrador de la Presidencia mediante el referéndum revocatorio del próximo año, en tanto que voces más serenas en este ámbito se inclinan a tomar distancia de ese ejercicio.

La muy probable reelección de Marko Cortés en la dirigencia panista impondrá un desgaste adicional al blanquiazul, que debe negociar con el grupo que, sin éxito, buscó impulsar un relevo mediante Francisco Domínguez, gobernador saliente de Querétaro. En suma, el PAN tiene motivos de sobra para justificar un arranque medroso en la legislatura.

La fracción de Movimiento Ciudadano —tal vez el partido opositor con crecimiento más significativo tras los comicios— tiene el suficiente número de votos para merecer los sutiles devaneos que sus dirigentes y autoridades electas están concentrando por parte de operadores centrales de Palacio.

Un factor importante en este contexto es la señal de que las autoridades electorales, en particular el tribunal federal del ramo (TEPJF), cerrará en las próximas semanas el proceso de calificación de las votaciones de junio sin ajustes mayores, en particular por lo que toca a gubernaturas. Urgido de estabilidad interna, este tribunal parece encaminarse a reelegir en septiembre a Felipe Fuentes Barrera, su actual presidente interino.    

Apuntes:

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que preside Alejandra Palacios, impuso la mayor multa permitida por la ley (903.4 millones de pesos) a distribuidoras de medicamentos por crear, en los hechos, un monopolio que encarece y limita el acceso de medicinas a millones de personas. Se estima en más de 2,300 millones de pesos lo que pacientes y sus familias debieron pagar de más durante 10 años a causa de esta maquinación. Las señaladas son: Casa Marzam, Casa Saba, Farmacias Nacionales, Nadroy Almacén de Drogas. La determinación de Cofece resulta una bofetada con guante blanco a las “mañaneras” en Palacio, donde se le ha criticado en forma reiterada. Por cierto, pese a las denuncias presidenciales durante casi tres años contra fabricantes de fármacos y otras distribuidoras, hasta ahora el gobierno López Obrador no ha impuesto un correctivo contundente ni presentado ninguna denuncia formal al respecto.

Comentarios